Cambio de gobiernos estatales dispara cifra de homicidios

El cambio de gobernadores no frena el alza de crímenes en los estados; por el contrario los ha elevado
Ilustración: ROSARIO LUCAS
06/12/2017
03:10
Redacción
-A +A

La joven cortadora de legumbres de exportación, Rosa Imelda Rendón, madre de una pequeña hija de seis años, quedó junto con su marido atrapada en un fuego cruzado entre dos grupos criminales; tres balas perdidas le quitaron la vida en Navolato, Sinaloa. Su cónyuge, José Antonio Medina, quien conducía la motocicleta corrió con mejor suerte, un impacto sólo lo lesionó.

La muerte de la joven de 24 años, registrada el pasado 7 de febrero, en el centro de la sindicatura de Villa Juárez, se suscribe dentro de una nueva ola de violencia que ha dejado en el estado este año mil 351 homicidos dolosos.

Así como este caso, en 13 entidades donde hubo cambio de gobierno en 2016 y 2017 (con excepción de Coahuila, donde apenas se realizó el relevo), la violencia se ha recrudecido y las nuevas administraciones no han podido contener los acomodos de los grupos de la delincuencia que han disparado las cifras de delitos, principalmente los casos de homicidio doloso.

Alto incremento

En Quintana Roo la escalada de violencia y asesinatos se han presentado principalmente en los destinos turísticos de Cancún y Playa del Carmen, y con la salida de Roberto Borge (PRI) y la llegada de Carlos Joaquín González (PRD-PAN) esta tendencia no ha bajado y el estado figura este año entre las cinco entidades de México donde han aumentado los asesinatos en relación a 2016. De acuerdo con el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), mientras en 2016 se reportaron 137 muertes de enero a octubre, en el presente año se registraron 287, un incremento de 109.4% .

Este año, tan sólo en Cancún se reportan 195 ejecutados, de acuerdo con datos de la fiscalía estatal.

Con la llegada de Martín Orozco (PAN) al gobierno de Aguascalientes en lugar del priísta Carlos Lozano, el 1 de diciembre de 2016, casi se duplicó la cifra de asesinatos con un incremento de 89.9%, en relación con los ocurridos en el periodo de enero a octubre. Además, en el estado se presentó un repunte en el robo de vehículos, a casa habitación, secuestros y lesiones dolosas. Las cifras del SNSP indican que de enero a octubre ocurrieron 70 homicidios dolosos y cuatro plagios. En 2016, en el mismo periodo se presentaron sólo 37 casos y dos secuestros.

En Tlaxcala, no hubo cambio de partido; se fue el priísta Mariano González Zarur y llegó Marco Antonio Mena Rodríguez, el 1 de enero de este año, pero la violencia ha repuntado varios delitos. En el rubro de homicidio doloso de enero a octubre se han presentado 97, mientras que en el mismo periodo el año pasado, con el gobierno anterior, se registraron 64, lo que representa un incremento de 51.6%. En cuanto a los secuestros registra siete en ese periodo de este año, contra cinco del año anterior.

En los primeros 10 meses, el gobernador priísta Quirino Ordaz Coppel, en Sinaloa, no ha frenado la escalada de inseguridad que le dejó Mario López Valdéz (PAN-PRD). El número de homicidios dolosos en lo que va de este año es de mil 156, superando en 46.8% a los registrados en el mismo periodo en 2016, cuando se registraron 787.

Según los registros de la fiscalía de Sinaloa otro de los ilícitos que se disparó fue el hurto de vehículos con 4 mil 303 denuncias, contra 2 mil 444 que se tuvieron en el mismo lapso en 2016.

En Puebla no hubo alternancia, el panista Rafael Moreno Valle dejó la gubernatura a Antonio Gali, pero los crímenes de asesinatos, el robo a trenes, de automóviles y la sustracción ilegal de combustible a ductos de Pemex siguen en aumento. De febrero a octubre de este año, el número de carpetas de investigación por homicidio doloso creció 42.4%, en comparación con el mismo periodo del año pasado. En dicho lapso en 2016 se registraron 490 crímenes, mientras en 2017 fueron 698.El robo de automóviles pasó de 3 mil 319 denuncias en 2016 a 7 mil 522 en este año, lo que mantiene a la entidad en el quinto lugar a nivel nacional.

En Veracruz hubo alternancia por primera vez en la entidad. Se fue el priísta Javier Duarte y llegó el panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien prometió abatir los graves índices de inseguridad que afectaban a la entidad; sin embargo, su primer año de gobierno reporta la cifra más alta de homicidios dolosos, por encima del último año duartista.

Yunes Linares asumió la gubernatura el 1 de diciembre de 2016 y desde esa fecha a octubre de este año se contabilizan mil 514 asesinatos. Si comparamos de enero a octubre de 2016 y 2017, con la nueva administración aumentaron los crímenes 39.3%.

En 2017, Hidalgo tiene los mayores índices de violencia de los últimos 18 años. De enero a octubre de este año se han tenido 171 muertes, mientras que en 2016, en este periodo se cometieron 123, lo que representa un aumento en la incidencia de 39.1%. Omar Fayad asumió la gubernatura el 5 de septiembre de 2016 en sustitución de Francisco Olvera, ambos del PRI.

Bajo porcentaje, pero alta incidencia

El índice de homicidios dolosos en Chihuahua en el primer año de gobierno del panista Javier Corral se incrementó 26.6% al comparar el periodo de enero a octubre de 2017, en el que se registraron mil 288 con el mismo periodo de 2016, cuando hubo mil 17 carpetas de investigación registradas, en la época del priísta César Duarte. En total, desde que Corral tomó la gubernatura el 4 de octubre de 2016 hasta el pasado mes de octubre se han registrado mil 661 asesinatos en el estado y 17 secuestros.

En Tamaulipas, la incidencia en delitos de alto impacto no disminuyó con la llegada del panista Francisco García Cabeza de Vaca en sustitución del priísta Egidio Torre. Comparado el periodo de enero a octubre del año anterior con el presente, la administración de Torre registró 499 homicidios dolosos, mientras que en 2017, con la nueva gestión, la cifra se incrementó a 635, lo que representa un aumento de 27.25%.

Uno de los principales focos rojos es Reynosa, donde en 2017 el índice de muertes se ha disparado hasta 193.3% en comparación con 2016. En lo que va del año se han registrado 176 casos.

En Zacatecas no hubo alternancia, salió el priísta Miguel Alonso Reyes y llegó Alejandro Tello Cristerna y la violencia sigue al alza. De enero a octubre de 2016, se cometieron 383 homicidios dolosos. En 2017, en ese mismo periodo fueron 485, lo que representa un aumento de 26.6%.

En Oaxaca, el PRI con Alejandro Murat regresó al mando en lugar de Gabino Cué (PRD-PAN) el 15 de septiembre de 2016. De enero a octubre de 2017 van 774 decesos, mientras que en 2016 se registraron 688, lo que representa un incremento de 12.5%. Otro delito que ha impactado en el estado es el hurto con violencia, puesto que mientras en todo 2016 se reportaron 3 mil 17; en lo que va de este año la cifra llegó a 3 mil 71.

En Durango, la incidencia delictiva aumentó en los rubros de robos, plagios y extorsiones en el primer año del gobernador panista José Rosas Aispuro, quien sustituyó al priísta Jorge Herrera; sin embargo, bajó en homicidios dolosos. En 2016 hubo 11 denuncias por secuestro en los 12 meses, pero en lo que va de 2017 suman 12. Los homicidios dolosos sí presentaron un ligero descenso. Hasta octubre de este año suman 183, -5.2% menos que el mismo periodo de 2016.

En arranque

En los casos de Nayarit y Estado de México se midieron los dos últimos meses de la anterior gobierno (julio y agosto) con los dos primeros de los nuevos gobernadores (septiembre y octubre) ya que el cambio se realizó en septiembre de este año en ambos estados.

En Nayarit, con la salida del priísta Roberto Sandoval y la llegada de Antonio Echevarría García (PRD-PAN) a la gubernatura, la tendencia en la inseguridad continúa al alza, la cual se desató desde marzo pasado, con la detención del ex fiscal Édgar Veytia, en Estados Unidos acusaciones por narcotráfico.

En los meses de julio y agosto se registraron 37 homicidios dolosos y para septiembre octubre la cifra llegó a 77 casos, un incremento de 108.1%.

En el Estado de México el PRI mantuvo la gubernatura: salió Eruviel Ávila y llegó Alfredo del Mazo. En los dos últimos meses de Eruviel Ávila se registraron 296 asesinatos, mientras que en los dos primeros meses del nuevo gobierno van 362 lo que representa un aumento de 22.4%, pero delitos como el robo de autos y el secuestro van en aumento.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios