Auditorio Teopanzolco será sede de Premios Iconos 

Eligen por su estructura al centro cultural, con capacidad para 900 personas
La decimotercera edición del Premio Iconos del Diseño 2017 será por primera vez en Morelos, el próximo 10 de noviembre (ESPECIAL)
08/11/2017
02:41
Redacción
Cuernavaca.
-A +A

En el Centro Cultural Teopanzolco será entregado el Premio Iconos del Diseño 2017 que otorga la revista Architectural Digest (AD), las casas más bellas del mundo. La elección se debió a la calidad en diseño, estructura e importancia cultural, mencionó Nina Serratos, directora general del lugar.

La funcionaria comentó que el proyecto fue realizado por el arquitecto Isaac Broid+Productora y rebasó por mucho las expectativas. Prueba de ello es su auditorio, cuya acústica es perfecta y podría grabarse un disco, sin mayor problema.

Cristina Faesler, titular de la Secretaría de Cultura de Morelos, dijo que para el pueblo y gobierno es un gusto que el lugar sea reconocido y pueda cobijar y acompañar un evento como es la entrega de los Iconos, el próximo viernes 10 de noviembre.

El director editorial de la revista, David Solis, señaló que los premios se habían dado en otros foros reconocidos en la Ciudad de México y ésta es la primera vez que se organiza en el interior de la República.

“En esta décimo tercera edición le tocó a Morelos, a través del Centro Cultural Teopanzolco”, expresó.

Se explicó que el Centro Cultural Teopanzolco tuvo un costo de 210 millones de pesos y cuenta con dos foros; uno se encuentra al aire libre con vista al sitio arqueológico, que significa, “el lugar del viejo templo”.

El auditorio principal tiene 800 sillas y 84 palcos, es decir, una capacidad cercana a las 900 personas, salón de ensayos, vestíbulos y oficinas.

El proyecto fue diseñado por el arquitecto Isaac Broid+Productora, quien tomó como base de su obra la pirámide y la figura del triángulo, con la cual se logró armonizar e integrar el nuevo recinto con los vestigios edificados por los tlahuicas.

El terreno tiene una extensión de 11 mil metros cuadrados; ocho mil se usaron en construcción, divididos entre escenario, camerinos, cafetería, baños y áreas verdes.

El proyecto cumplió con los requerimientos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para no afectar la Pirámide de los Templos Gemelos, estructura principal de este yacimiento dedicado al dios colibrí Huitzilopochtli y al numen de la lluvia, Tláloc.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS