Ataque de comando a policías en Jalostotitlán deja 9 muertos

Ocho civiles y un agente, los fallecidos; tres elementos resultaron heridos; enfrentamiento duró 40 minutos; en el lugar quedaron mil 100 casquillos
Armas largas fueron halladas tras el enfrentamiento registrado en el municipio de Jalostotitlán, en Los Altos de Jalisco. Foto: ESPECIAL
03/04/2018
02:39
Raúl Torres / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Guadalajara.— Un enfrentamiento a tiros en el municipio de Jalostotitlán, en Los Altos de Jalisco, dejó un saldo de nueve personas muertas —ocho civiles y un agente municipal— y tres policías heridos, uno de ellos de gravedad.

De acuerdo con autoridades, el enfrentamiento se registró la medianoche del domingo en la calle 16 de Septiembre, al cruce con Rosalío González, en la colonia Don Bosco, de la cabecera municipal.

Los policías realizaban un patrullaje habitual y detectaron un grupo armado que se movilizaba en dos camionetas, una con placas de la Ciudad de México y otra de Michoacán. Al ver a los policías, el comando abrió fuego, por lo que los agentes repelieron la agresión y solicitaron apoyo.

Durante casi 40 minutos los agentes estuvieron resguardándose tras cinco patrullas y conteniendo al grupo que los atacaba con armas de alto poder, hasta que llegaron refuerzos de la Fiscalía del Estado y del municipio de Tonalá, con lo que la refriega se prolongó más de una hora.

La fiscalía informó que el policía municipal abatido es Julián Aguilar Aguilera, de 62 años, quien recibió un tiro en la nuca.

Uno de uniformados lesionados es Juan Carlos Ledezma Martínez, de 18 años, quien presenta una herida en el cráneo, otra en el tórax y una más en el pie derecho, por lo que tuvo que ser trasladado a Guadalajara para su atención y su estado de salud se reporta como grave.

Los otros dos policías heridos son Luis Antonio Dávalos, de 32 años, y Erick Alberto Ocampo, de 31, quienes fueron trasladados a la clínica del IMSS en Tepatitlán. Los civiles abatidos no han sido identificados.

Tras el tiroteo resultaron dañados nueve vehículos particulares y se localizaron más de mil 100 casquillos de calibres .223 y 7.62 en la zona del enfrentamiento armado.

Dentro de las camionetas quedaron los cuerpos de siete de los civiles que dispararon contra los policías, mientras que otro de ellos cayó abatido sobre la calle Salvador Nava cuando intentaba escapar.

En las primeras horas de ayer, las autoridades municipales hicieron un llamado a la población para mantener la calma ante la inquietud que generó el conflicto, pues el tiroteo prácticamente se escuchó en todo el poblado,  donde viven poco más de 30 mil habitantes.

Para reforzar la seguridad en la región, la fiscalía redobló la presencia de la Fuerza Única Regional y elementos de la Policía Federal han iniciado rondines.

Respecto al oficial caído durante el enfrentamiento, se dijo que las autoridades municipales absorberán los gastos funerarios y se entregará una pensión a la familia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS