Aseguran una cría de mono araña en restaurante de Mérida

Una denuncia ciudadana ayudó a que la cría, que estaba hacinada en una jaula y dentro de la cocina de un restaurante bar, fuera asegurada; el ejemplar fue canalizado y ya se le brinda atención y cuidados
Aseguran una cría de mono araña en Mérida
Un mono araña que fue rescatado en Mérida por parte de elementos de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA). Foto: Cuauhtémoc Moreno Cabrera / EL UNIVERSAL
19/03/2018
18:22
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
-A +A

Mérida, Yucatán.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró una cría de mono araña (Ateles geoffroyi), hembra, en estado de deshidratación y diarrea leve que se localizaba en una caja en la cocina de un restaurant-bar de Mérida.

En atención a una denuncia ciudadana, se realizó inspección con apoyo de personal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Los propietarios del establecimiento no pudieron acreditar la legal procedencia del ejemplar, ya que el poseedor exhibió documentación apócrifa.

El ejemplar se encontró hacinado en una jaula, en la cocina del sitio inspeccionado. Estaba en condiciones faltas de higiene y movilidad; por su larga cola y extremidades, este tipo de ejemplares requieren contar con espacio adecuado para su comportamiento natural

Por ello y con fundamento en los artículos de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS), se ordenó el aseguramiento precautorio del ejemplar, que fue canalizado a la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA), Parque Zoológico del Bicentenario Animaya, de Mérida, donde se le brinda atención y cuidados necesarios en tanto se define su situación legal.

El mono araña (Ateles geoffroyi) es una especie del orden de los primates, listada en la Norma Oficial Mexicana en la categoría de peligro de extinción por tratarse de una especie cuya área de distribución o tamaño de sus poblaciones en el territorio nacional ha disminuido drásticamente, poniendo en riesgo su viabilidad biológica en todo su hábitat natural.

La multa establecida por la ley para el caso de realizar actos que contravengan las disposiciones de trato digno y respetuoso a la fauna silvestre, va de 20 a 5,000 Unidades de Medida y Actualización (UMA), antes salarios mínimos.

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS