Seis tzotziles desplazados en Chiapas mueren por hambre y frío

Bloqueo carretero impide su traslado a clínicas de San Cristóbal: edil de Chalchihuitán
De fiebre y tos, una niña indígena desplazada de Chalchihuitán falleció en uno de los campamentos cercanos a la comunidad de Pom. Foto: CORTESÍA
11/12/2017
02:59
Tapachula.
María de Jesús Peters
-A +A

El presidente municipal de Chalchihuitán, Martín Gómez Pérez, informó que de hambre y frío fallecieron cuatro niños y dos adultos tzotziles desplazados de esa localidad, que viven a la intemperie en montañas y cuevas por temor a las agresiones de grupos armados de la zona, a consecuencia del conflicto territorial con Chenalhó.

En entrevista, el alcalde explicó que en los últimos días, ante las bajas temperaturas en la montaña perdieron la vida cuatro menores de edad y dos adultos, ya que no pudieron ser trasladados a los hospitales de San Cristóbal de las Casas debido al bloqueo de hombres armados en la carretera principal. Añadió que aunque la semana pasada se retiraron algunos obstáculos, no se permite el paso de vehículos.

“La otra carretera por Simojovel se ha vuelto intransitable y peligrosa debido a las lluvias que se registran en la región”, explicó Gómez Pérez.

Aseguró que la situación se ha vuelto difícil debido a que más de cinco mil desplazados —la mayoría niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y hombres— siguen viviendo a la intemperie, bajo la lluvia y soportado temperaturas muy bajas, lo que ha provocado fiebre y tos en los niños, además de cuadros de anemia por la falta de alimento.

El alcalde pidió al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, que se ponga fin al bloqueo carretero que mantienen hombres armados de Chenalhó, ya que la población de su municipio se está muriendo de hambre y frío.

El conflicto territorial se agudizó el pasado 18 de octubre, cuando grupos armados de Chenalhó ingresaron a las comunidades de Chalchihuitán y asesinaron a un habitante de nombre Manuel Pérez Girón, quemaron y saquearon viviendas y amenazaron a los indígenas tzotziles de al menos nueve comunidades. Desde entonces más de cinco mil indígenas abandonaron sus viviendas.

Por su parte, los pobladores del municipio de Chenalhó amagaron con tomar medidas drásticas contra el municipio vecino en caso que el Tribunal Unitario Agrario no emita una resolución a favor de ellos el próximo 15 de diciembre, en el que se defina el conflicto de límites territoriales entre las dos localidades.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS