"AMLOve", la almohada emoji que creó una estudiante

La idea nació de un proyecto escolar que requería que Frida Robles, tabasqueña de 22 años, creara una empresa; ahora desde el taller ubicado en la sala de su casa confecciona decenas de emojis del político
"AMLOve", la almohada emoji que creó una estudiante
Son pequeñas almohadas de emoticones con distintos gestos graciosos que van desde ojitos de “Amlove” enamorado”, el guiño de “coqueto”, el “llorón y el “Amlo al natural”. (FOTO: Luis Manuel López. EL UNIVERSAL)
02/02/2018
21:01
Villahermosa
Luis Manuel López
-A +A

Frida Robles Castro tiene 22 años, estudia administración y mercadotecnia en Tabasco. En una de sus clases le pidieron crear una empresa ficticia con productos novedosos por lo que ella diseñó unas pequeñas almohadas de emoticones con el rostro de Andrés Manuel López Obrador.

Tiempo después se le ocurrió ofertarlos en su cuenta de Facebook y, dado el éxito, ya está pensando en crear una empresa real.

Hay cuatro tipos de “Pejemojis”: ojitos de “AMLOve” enamorado, el guiño de “coqueto”, el “llorón y el “AMLO al natural”. Cada una de estas almohadas cuesta 80 pesos.

“Todos los días expresamos nuestros estados de ánimo y reaccionamos cotidianamente con emoticones en dispositivos móviles. Llegue a la conclusión que nuestro paisano siempre llama la atención a donde quiera que va con sus discursos, es alguien que no se guarda nada y nos hace reaccionar como un emoji”, cuenta.

Frida, que desconocía el impacto de su proyecto escolar, cuenta que de los cuatro “Pejemoji” el enamorado y “al natural”, son los más solicitados.

“¡No me lo esperaba, estoy sorprendida! No sé si es momentáneo o la oportunidad de emprender algo serio; ahora estamos atareados con una idea pequeña porque nos piden mucho el “enamorado”, quizás porque la mayoría lo amamos y porque representa mucho la frase 'AMLOve' para estas fechas”, agregó.

La joven emprendedora comenzó con cuatro emoticones y ahora confecciona varias decenas de ellos, con hule espuma , silicón, tijeras y una pizca de creatividad.

Su taller se encuentra en la sala de su vivienda, justo en el comedor, su mamá, Sandra Castro, y sus hermanos pequeños le apoyan durante las tardes y madrugadas de confección.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS