2017. Estados se levantan tras terremotos

Los sismos de septiembre afectaron a más de 12 millones de mexicanos en ocho entidades
Oaxaca fue uno de los estados más afectados por los dos temblores de septiembre, principalmente en la población de menos recursos, lo que ha acentuado el nivel de pobreza en la entidad (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
21/12/2017
03:50
Fernando Miranda
-A +A

[email protected]

A las 11:49 de la noche del 7 de septiembre un terremoto de 8.2 grados de intensidad, con epicentro en las costas de Chiapas, golpeó con toda su fuerza el sureste mexicano. Se trató, dijo el gobierno en su momento, del peor sismo registrado en más de 100 años. 

Los estragos no se habían terminado de cuantificar cuando otro temblor azotó el centro del país 12 días después. El 19 de septiembre, a 32 años del fatídico terremoto de 1985,  un temblor de 7.1 grados con epicentro en los limites de Puebla y Morelos sacudió a ocho entidades.

A la emergencia en Oaxaca y Chiapas por el primer terremoto se le sumaron los daños que dejó el segundo sismo en Morelos, Puebla, Estado de México, Ciudad de México, Guerrero, Hidalgo, Tlaxcala y, otra vez, Oaxaca.

De acuerdo con datos oficiales, en conjunto los dos temblores causaron la muerte de 471 personas, afectaron a 12 millones de mexicanos y dañaron 180 mil 731 viviendas, 16 mil 136 escuelas, mil 821 mon umentos artísticos e históricos, y al menos 378 unidades médicas en más de 400 municipios.

En Oaxaca sumaron 32 mil 653 las viviendas con daños parciales y 13 mil 583 las que registraron afectaciones totales; en Chiapas la cifra es de 41 mil 569 con daños parciales y 16 mil 796 con pérdida total; en Puebla es de 22 mil 707 y 5 mil 638, respectivamente; en Morelos son 15 mil 642 las casas dañadas parcialmente y 6 mil 106 las que quedaron totalmente dañas; en Guerrero sumaron mil 443 las viviendas con daño parcial y 2 mil 485 las que se consideraron con daños totales.

Además, la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió declaratorias de emergencia y desastre en seis entidades, y de desastre en tres más. Por dicho saldo ambos sismos son considerados entre las mayores tragedias recientes  y confirman que septiembre es un mes negro para la historia nacional.  
sismo_soldado.jpg

Golpe a los más pobres

Los sismos de septiembre afectaron a los tres estados que históricamente son considerados como los más pobres del país: Chiapas, Oaxaca y Guerrero. Según el Coneval, en Chiapas el porcentaje de población en pobreza es de 77.1%, en Oaxaca de 70.4% y en Guerrero, de 64.4%; mientras que en Puebla es de 59.4% y en Morelos de 49.5%. En estas entidades, la mayoría de la población ya padecía condiciones de marginación y pobreza desde antes de los terremotos, por lo que sus efectos acentuarán ese rezago al condicionar aun más el acceso a derechos universales como vivienda digna, educación y seguridad alimentaria.

Ese es precisamente el caso de Oaxaca, la entidad más golpeada y la única que registró daños por ambos sismos.
xadani_danos_sismo_totoperas_0.jpg

De acuerdo con el Informe Anual Sobre la Situación de Pobreza y Rezago Social 2017 de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Oaxaca ocupa el primer lugar en condición de pobreza, pues durante el periodo de 2000 a 2015, un total de 89 de sus municipios aumentaron su rezago social, el cual se considera como “muy alto”, pues amplios grupos de su población ya sufrían carencias en materia de educación, salud, seguridad social, vivienda de calidad, servicios básicos en la vivienda y alimentación. Sólo en el territorio oaxaqueño los sismos dejaron sin vivienda al menos 120 mil 200 oaxaqueños y afectaciones en 364 municipios. por lo que fueron incluidos en dos declaratoria de emergencia y desastre natural emitidas por la Segob.

Reconstrucción, el reto

A más de tres meses de los sismos, y sin considerar el área metropolitana, son cinco las entidades que se enfrentan a la labor de reconstruir a contra reloj. Para levantar a los estados golpeados por los sismos, el gobierno federal anunció una inversión de 48 mil millones de pesos, recursos que serían entregados a quienes perdieron su vivienda y fueron censados por la Secretaría de Desarrollo Urbano, Agrario y Territorial (Sedatu).
tragedia_en_el_municipio_de_atzala_puebla.jpg

Los apoyos se distribuyen todavía en monederos electrónicos, tarjetas para la compra de materiales de construcción y reparación de viviendas, escuelas y patrimonio histórico mediante el modelo de autoconstrucción. Puebla es la entidad que mayor avance reporta con 90% de entrega de apoyos, el resto se ubica entre 50 y 70%.

A pesar de ello los gobiernos locales recurrieron a la contratación de deuda pública. Morelos fue la entidad que más solicitó, pues el Congreso local autorizó una deuda de 2 mil millones de pesos a pagar en 20 años; le siguió Oaxaca con créditos por mil 200 millones y Chiapas con una deuda de 995 millones; ambas entidades lo liquidarán en el mismo periodo. La recuperación de los estados se seguirá pagando durante más de tres sexenios. Con información de Justino Miranda, Édgar Ávila, Arturo de Dios y Fredy Marín

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS