Ricardo Margaleff se sale de la piel de Plutarco

El actor ofrecerá su última función del año de su show “Un acelerado de primera” donde aborda situaciones de la vida cotidiana y problemáticas sociales
“Tenemos sentido del humor pero sabemos abrazar la tragedia”, afirma. (CORTESÍA)
17/12/2017
00:11
Araceli García
-A +A

[email protected]

Al actor Ricardo Margaleff la comedia le cambió la vida.

Personajes como Miguel Galván y Jorge Ortiz de Pinedo han sido piezas clave en su camino en este género de entretenimiento que, asegura, en México es de los más aclamados: “La comedia es muy socorrida aquí sin importar el estado en el que vivas. A la gente le gusta y es algo que se ve en el cine: las películas más taquilleras son de comedia, en los programas de televisión o telenovelas hay un personaje cómico.

“Tenemos un sentido del humor muy particular, se nos da mucho el humor negro pero también sabemos abrazar la tragedia”, considera.

El actor de la serie Una familia de diez cree que hoy más que nunca la sociedad merece reírse, por ello uno de sus deseos ha sido desarrollarse en la escena del stand up en la que lleva más de 10 años trabajando.

El próximo viernes ofrecerá su última función del año con el show “Un acelerado de primera” en el Foro Odeón del Hotel Royal Pedregal.

En este montaje ha buscado abordar situaciones de la vida cotidiana —a las que ha sumado sus aprendizajes como padre de familia—, además de problemáticas sociales.

Además significa una manera de desligarse un poco del personaje de Plutarco López González en Una familia de diez, uno de los más reconocidos de su carrera.

Margaleff asegura que aunque le ha dejado muchos aprendizajes y proyectos de la mano del creador de la serie, Jorge Ortiz de Pinedo, también le gustaría colaborar con Ortiz en otras producciones.

“Mi historia cambió radicalmente cuando comencé a trabajar con él (Ortiz de Pinedo), hemos estado en muchas producciones. Empezamos a trabajar más hasta la última serie de tv que hicimos. Él ha hecho muchas producciones más pero no me ha vuelto a llamar porque considera que yo debo estar en Una familia de diez, cosa con la que no estoy tan de acuerdo. Él me ve como Plutarco”.

“Uno tiene que evolucionar, seguir reinventándose. Siempre hay que ser agradecido con los personajes pero uno tiene que transformarse, renovarse o morir. Finalmente esta serie me ha dado muchísimo y es a partir de ella que decidí seguir haciendo comedia”, comenta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS