Chicas con un siglo en pie de lucha

Protagonistas de "Las chicas del cable" señalan que la inequidad salarial y el acoso son retos pendientes de la mujer
La segunda temporada de la serie se estrenará el próximo 25 de diciembre a través de Netflix (NETFLIX)
19/12/2017
07:51
Ariel León
-A +A

[email protected]

En 1928, la modernidad llegaba a Europa, las telecomunicaciones se popularizaban y la Primera Guerra Mundial tenía una década de haber llegado a su fin. En aquel momento la población mundial no superaba los dos mil millones de habitantes, la mitad de ellos eran mujeres para las que la vida no era sencilla.

Ellas no podían votar, trabajar o divorciarse, incluso quien se atrevía a hacerlo era rechazada por una sociedad conservadora que limitaba a las mujeres a ser un mero accesorio de los hombres.

Han pasado casi 100 años desde aquel tiempo y el panorama para las mujeres no ha cambiado mucho, muestra de ello se puede ver en la segunda temporada de Las chicas del cable, que llegará el próximo 25 de diciembre a Netflix.

Las protagonistas de este drama de época advierten que si bien en 90 años las mujeres han avanzado en muchos ámbitos, el acoso, el abuso y la falta de oportunidades sigue siendo una latente que se debe combatir.

“Está claro que hoy las mujeres somos más poderosas, que hemos escalado muchos peldaños pero aún se siguen cometiendo injusticias que debemos erradicar, hoy mismo se sigue hablando de acoso sexual, de salarios inferiores al de los hombres y muchas otras cosas más”, señaló Blanca Suárez a EL UNIVERSAL.

Para Blanca —quien en la ficción se mete en la piel de Alba Romero, una mujer a quien la vida la llevó a perder al amor de su juventud y convertirse en ladrona y usurpadora de identidades—, las mujeres siguen padeciendo por el simple hecho de serlo, sin embargo, advierte que la serie que protagoniza no busca ser una producción exclusiva para mujeres o feminista.

“La serie retrata a este grupo de mujeres que son muy distintas entre sí, pero que las une un mismo propósito: sentirse realizadas y libres aun con las limitantes que se tenían por ser mujer, que no eran pocas”, dijo Suárez.

La joven española, a quien en México se le había visto en otros shows como El gran hotel, desea que el público que aún no ha visto la teleserie entienda que aún existen diversas problemáticas que se deben atacar desde la raíz.

“Hay días que despierto, veo las noticias y me doy cuenta que como sociedad aún no hemos avanzado lo suficiente. Digo, es de alabar que hoy haya mujeres presidentas, médicos, premios Nobel, pero también sigue existiendo maltrato hacia muchas y eso no lo debemos permitir”, enfatizó.

Varias personalidades. En Las chicas del cable existen distintas mujeres: una ladrona, una chica conservadora que proviene de provincia, una joven amante de la fiesta y que no desea comprometerse y una mujer casada que es maltratada por su esposo.

Es esta última (Ángeles Vidal) la que en esta nueva temporada buscará separarse de su marido golpeador en una época en la que las mujeres no podían pedir el divorcio, pues si lo hacían, eran mandadas a la cárcel.

El esposo de Ángeles es Mario, interpretado por el actor Sergio Mur, quien aunque no defiende el maltrato hacia las mujeres, señala que en muchas ocasiones se trataba de hombres actuando como se les dictaba en su época.

“Mi personaje era claramente malo y reprochable pero así es como a muchos de los hombres se les educaba en aquellos años, ellos actuaban sólo como habían aprendido a hacerlo y creo que eso es lo importante de la serie: nos da una muestra de la manera en la que hombres , y no mujeres, debemos cambiar si queremos que ya no existan diferencias entre géneros”, subrayó el actor español.

La segunda temporada de la serie comenzará con las chicas Lidia, Marga (Nadia de Santiago), Carlota (Ana Fernández) y Ángeles (Maggie Civantos) deshaciéndose de un misterioso cadáver.

¿Quién es el muerto? ¿Quién lo mató? ¿Cómo harán estas chicas para deshacerse del yugo bajo el que están? Para Blanca Suárez, la segunda temporada de Las chicas del cable abordará las razones que cada una tiene para sentirse libre y cómo harán para lograrlo.

“Creo que esta temporada va más sobre los temas del misterio y la conspiración. La primera temporada fue una muestra de quién era cada una de ellas y de dónde provenían, ahora nos toca ver cómo harán para lograr sentirse realizadas”, señaló suárez.

Entre las novedades para esta temporada, además del argentino Ernesto Alterio, se incorpora Andrea Carballo para interpretar a su hermana, Alexandra. Por su parte, Antonio Velázquez encarnará al policía comprometido y definitivamente más guapo que la media del cuerpo policial.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS