Andrés Palacios enseña a enamorar

Será un hombre frívolo en Escuela para seductores, cinta que estrenará este año en cines
Actualmente, el actor está grabando la telenovela Tenías que ser tú. (CRISTOPHER ROGEL. EL UNIVERSAL)
28/01/2018
00:05
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

Frívolo, pero simpático, un hombre que ve el tener un celular última generación como objetivo de vida, es el próximo personaje de Andrés Palacios para el cine.

Escuela para seductores, que estrena tentativamente este año, lo mostrará como alguien que enseña a los demás cómo conquistar mujeres.

“No es que sea una mala persona”, dice sonriente el actor. “En el fondo es bien chido, pero es de los que piensa saber cómo se hacen las cosas”, agrega de su personaje.

Dirigida por la también actriz Giovanna Zacarías, el largometraje es una comedia romántica donde también actúan Carmen Aub (El señor de los cielos), Juan Ugarte (El alien y yo) y Armando Espitia (Heli).

Es una chic flick, como se le llama a este tipo de cintas de amor y comedia, pero a la inversa, comenta el también histrión en Morelos.

“Lo es pero a la inversa, porque es el drama de lo que nos pasa a todos los hombres que no saben cómo ligar, de si una mujer lo vio o lo bateó, todo eso, entonces lo hace un ejercicio interesante al ser dirigida por una mujer”, considera Palacios.

El chileno de 42 años saltó a la escena mediática en 2005 al protagonizar junto con Paula Núñez la telenovela Amor en custodia.

Aún hoy, varias personas en la calle lo identifican por su personaje, pese a haber participado después en producciones como Eternamente tuya, Camelia la Texana y Vidas robadas.

“Finalmente es un proyecto que me puso en el mapa y me hace sentido eso, no me molesta”, asegura.

Para cine interpretó a un joven José María Morelos, en el filme Hidalgo, la historia jamás contada, protagonizada por Demian Bichir.

Como chofer. El histrión se encuentra grabando el drama televisivo Tenías que ser tú, con fecha al aire el 12 de marzo.

Interpreta a un chofer, obedeciendo, dice, al cambio que desea generar Televisa en sus contenidos.

“No tiene resaltado el estrato social, lo cual es interesante, porque si procuramos una especie de transición para contenidos, la forma es ésta.

“Generalmente la rica de la colonia y con mansión, es la mala y güera. Aquí, de dónde viene el personaje está en un cuarto plano, se ve más su compromiso social como cargar bolsas o detener la escalera mientras alguien cambia un foco.

“Hasta se intuye que es alguien con estudios, como ocurre en la vida real, donde un taxista puede ser realmente un abogado o médico recibido”.

Producida por Mapat (Yo amo a Juan Querendón y La mujer del vendaval) es protagonizada por Chantal Andere y Agustín Arana, junto con la niña Ana Paula Martínez.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS