La trágica historia de Maye: de Santa Martha Acatitla al teatro

La puesta en escena “Casa Calabaza” se presentó como parte de la 38 Muestra Nacional de Teatro
FOTO: Especial
01/12/2017
13:04
Araceli García
-A +A

Maye vive a la sombra de la violencia familiar que reina en casa. La inocencia de sus ideas es testigo de que aún es una niña y, sin embargo, ante la indiferencia de sus padres una constante interrogante rodea su cabeza: ¿seré invisible?

Este es uno de los cuestionamientos que plantea la puesta en escena “Casa Calabaza”, texto autobiográfico escrito por María Elena Moreno (Maye) quien actualmente cumple una condena de 28 años de cárcel en el Penal de Santa Martha Acatitla.

En el montaje realizado por “Colectivo Escénico El Arce” el público es testigo del maltrato físico y psicológico por el que Maye pasó a lo largo de su vida. De acuerdo con los actores es también un retrato de diversas familias en las que el afecto hacia los hijos es nulo.

“Esta obra es muy significativa porque no sólo habla de las circunstancias de alguien en particular, habla de la familia, esto sucede en muchas familias mexicanas.  Personas a las que nos han dicho cómo debemos vestirnos y comportarnos, lo que debemos hacer o no. Algunos padres hacen sentencias tan fuertes como los que le han hecho a Maye”, considera la actriz Erandeni Durán, quien interpreta a la madre de Maye.

“He conocido personas que me han dicho ‘a mí mi mamá me dijo que fui un error’, eso es algo que sucede. Hacer esta obra es hablar de la familia no solo en México”, explica.

Bajo la dirección de Isael Almanza el colectivo presenta tres etapas de la vida de la autora: la niña, la adolescente y la adulta. Además en un televisor viejo se proyecta el rostro de la Maye actual, la que está en prisión.

La puesta en escena se presentó este miércoles como parte de las actividades de la 38 Muestra Nacional de Teatro, celebrada en León Guanajuato. A lo largo de una hora, la puesta ganadora del Certamen Nacional de Dramaturgia Penitenciaria 2014 lleva al público desde la infancia de Maye hasta el momento en que cometió el crimen que hoy la tiene en prisión: el homicidio de su madre.

“Ha sido una experiencia sumamente dolorosa y fuerte, pero a la vez muy grata. Es una gran responsabilidad representar la vida de alguien que ha sufrido esta tragedia como Maye y su familia y dimensionar que esto sucedió en realidad y que no es una historia de ficción. Que a mi personaje la mataron y quien la mató fue su hija”, comenta Durán.

La actriz recordó el proceso de preparación que pasó la compañía para dar vida a esta historia y el contacto que tuvieron con la autora en Santa Martha y durante el estreno de la obra en octubre de 2016.

“Fuimos a verla dos veces a Santa Martha. Era muy difícil (hablar con María Elena), ella nos dio la libertad de preguntar lo que quisiéramos pero consideramos no hacer preguntas tan íntimas. Platicamos mucho con ella de las cosas que le gustaban y de lo que hacía cuando era niña”, recuerda Durán.

El montaje –integrado por actores como Mireya González y Alfredo Monsivais-, terminó temporada en el Centro Cultural Carretera 45 en marzo y busca poder ofrecer funciones dentro del penal para seguir llevando uno de los mensajes que más resaltan en la obra: que la vida sigue aún después de una tragedia.

rad 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS