La realidad de México en 10 días

La edición 38 de la Muestra Nacional de Teatro está marcada por temas como la desaparición forzada y la corrupción
Antonio Crestani (segundo de derecha a izquierda) asegura que esta edición será una fiesta teatral digna y vigorosa (CAMILA MATA. EL UNIVERSAL)
07/11/2017
00:06
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

Después de 38 años, la Muestra Nacional de Teatro regresará a León, Guanajuato, con una programación diversa e incluyente, además de talleres, laboratorios y un congreso, que, durante 10 días, permitirán la reflexión sobre esta actividad artística en México.

“Es mucho más que una simple muestra, es un espacio de reflexión, de darle un sentido a lo que está sucediendo actualmente en el teatro nacional. Estamos contentos este año de regresar al lugar de origen de la muestra, que es León, Guanajuato, lo cual le da un carácter muy especial, porque es un municipio que le ha dado un impulso especial a la cultura en los últimos años”, dijo Alberto Lomnitz, titular de la Coordinación Nacional de Teatro.

En esta ocasión serán 39 obras las que conformen la programación de la muestra, 34 fueron seleccionadas por la dirección artística del evento y cinco por las muestras regionales, como la puesta en escena No ser sino parecer, de Sergio Galiendo, que abrirá este encuentro.

“Los actores de las cinco compañías van a tener la oportunidad de vivir a plenitud los 10 días que dura la muestra, porque van a estar invitados a todas las actividades académicas, a las exposiciones, a los encuentros, a las ceremonias de premiación; esto va a implicar que se va a crear una serie de redes muy fuertes, porque no sólo van a llegar las compañías a hacer su montaje y regresarse, sino que permanecerán todo el tiempo”, señaló Antonio Crestani, director general de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura.

Las 39 obras provienen de Sonora, Guanajuato, San Luis Potosí, Ciudad de México, Baja California, Querétaro, Oaxaca, Puebla, Jalisco, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, Yucatán, Nayarit, Aguascalientes, Quintana Roo, Chiapas y Veracruz.

“Estoy convencido que para la evolución del teatro mexicano, el tener referentes en los diversos niveles que hay en los Estados es muy sano. Estamos ante la posibilidad de tener una fiesta teatral absolutamente vigorosa, digna, renovada”, expresó Antonio Crestani.

Temas como las desapariciones forzadas, la falta de oportunidades, la violencia, la corrupción, los crímenes de odio, por mencionar algunos, serán tocados en varios de los montajes de esta muestra.

“La edición de este año mantiene el objetivo de funcionar como una plataforma incluyente, en todo sentido, para la exposición de las tendencias más significativas, las tradicionales y las emergentes, de la producción nacional. La respuesta de la comunidad teatral a la convocatoria de la muestra nos dejó muy clara la necesidad de los hacedores teatrales por abordar temas y problemáticas que se han impuesto muy especialmente en México”, indicó Luz Emilia Aguilar Zinser, directora artística del encuentro.

En la inauguración de este evento (23 de noviembre), se entregará la Medalla Xavier Villaurrutia por trayectoria a Tito Vasconcelos y también a Marco Pétriz.

Desde 2015 se realiza el Congreso Nacional de Teatro, donde el gremio discute problemáticas, necesidades y establece los lineamientos a seguir de este quehacer artístico, pero debido a que se decidió que fuera un evento independiente de la muestra, se llevarán a cabo jornadas de preparación rumbo a este encuentro.

“La crítica teatral en México tiene ahora un vacío y la Muestra Nacional es el espacio idóneo para profesionalizar y difundir esta actividad”, declaró Zinser sobre el Laboratorio de crítica teatral y periodismo que se realizará en cooperación con el Instituto Goethe.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios