Timbiriche y fans, 35 años después

Con su concierto la noche del miércoles en el Auditorio, la banda arrancó su tour "Juntos"
Erik, Alix, Diego, Sasha (abajo), Mariana y Benny presentaron su primer concierto en el Auditorio Nacional. (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
14/09/2017
00:01
Humberto Montoya O.
-A +A

[email protected]
 

Emoción, expectativa y nervios eran palpables entre los fans de Timbiriche que se dieron cita anoche en el inicio de su tour Juntos en el Auditorio Nacional.

Con 35 años de trayectoria, además de trabajar en sus carreras como solistas, Sasha, Diego, Alix, Benny, Mariana y Erik decidieron hacer este tercer reencuentro para celebrar al lado de sus seguidores con la música que ha marcado a más de una generación.

En punto de las 20:48 horas las luces del Auditorio Nacional se apagaron para recibir a sus ocho músicos y dar paso a una ola de gritos ensordecedores, aplausos y silbidos por parte de la audiencia, quienes previamente disfrutaron escuchar el más reciente sencillo del grupo “El ciclo” a través de las bocinas del recinto.

“Está despierto”, “Timbiriche”, “Y la fiesta comenzó”, “Somos amigos” y “Amor primero” resonaron en las paredes del recinto.

Los músicos junto a una corista les harían compañía en escena, además de animaciones y videos de cuando los integrantes de la banda chicos eran pequeños.

Cambios de vestuario que incluían chamarras metálicas, atuendos de tipo militar, sombreros y narices rojas y looks rockeros de cuero y pelucas negras que usaron Benny, Erik y Diego formaron parte de la producción de este concierto.

“Rayo rebelde” e “Iremos juntos”, del musical Vaselina, también integraron el amplio repertorio que ofrecen desde anoche y durante las próximas 24 fechas por el país (12 más en el Auditorio Nacional).

Uno de los momentos más tranquilos ocurrió cuando interpretaron “No crezcas”, plantados a lo ancho del escenario y con una luz que los iluminaba a cada uno en el momento de su participación.

Al cantar “Sólo tú, sólo yo”, las escaleras montadas en el escenario serían movidas en forma triangular y una veintena de luces en forma de globo que cambiaban de color subían y bajaban del techo para acompañarlos.

Fans vestidos con las chamarras características de los Timbiriches, así como gorras y playeras hacían notar la complicidad entre el público y la agrupación.

Coreografías, agilidad para cambiarse y añadir o quitar aditamentos de sus atuendos que escondían en compartimentos del escenario, además de muchas risas entre sus integrantes dejaron entrever sus años de experiencia arriba de los escenarios.

“¡Auditorio!” sería la primer palabra que Diego dirigiría a una audiencia compuesta por hombres y mujeres, en su mayoría adultos, así como algunos jóvenes e incluso niños que mostraron la misma emoción que sus padres, provocando aplausos y que el público se levantara a bailar.

Otros temas de repaso por su carrera fueron “Ojos de miel”, “Me pongo mal” y “Ámame”. Con “Acelerar”, Benny hizo gala de sus habilidades con la guitarra eléctrica que tocaría, acompañado a su vez de Diego y un teclado eléctrico por parte de Erik.

“¡Estás bien bueno Erik!”, “Sasha, ¡cásate conmigo!” y “¡Los amo!” eran algunas frases que se escuchaban entre la multitud.

Si bien el tiempo no ha pasado en vano y atrás quedaron los niños que brincaron a la fama y además consiguieron ser entrañables amigos, la energía, el dinamismo y el dominio sobre el escenario del Auditorio dieron fe de que aún después de más de tres décadas en la música, el público les es fiel y corea sus canciones con la misma energía de ayer.

La noche continuó con otras canciones como “El baile del sapo”, “Teléfono”, “Soy un desastre”, “Mágico amor”, “Micky” y “No seas tan cruel conmigo”, esta última en la que Benny y unas chicas de las primeras filas se tomarán una foto.

En una noche en la que nada se reservarían, tampoco podían faltar “Princesa tibetana”, “Besos de ceniza”, “Tú y yo somos uno mismo”, “Corro vuelo me acelero”, “Con todos menos conmigo” y “Hoy tengo que decirte papá” en una noche que estuvo dominada por la nostalgia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios