Quieren a Paul, sólo ven a sus músicos

Desde temprano, fans del ex Beatle se plantaron tras las vallas esperando ver a su ídolo
Aunque en la mañana sólo había decenas, el número de fans iba en aumento. FOTO: CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL
28/10/2017
00:08
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

A diferencia de hace cinco años, los seguidores de Paul McCartney no se contaron en cientos a las afueras del hotel Four Seasons, tratando de verlo y manifestarle su admiración a esta leyenda británica.

Alrededor de las 10 de la mañana un grupo de 10 personas se apostó en una de las salidas del hotel, con pancartas y uno que otro artículo alusivo a los Beatles o al mismo Paul, aún no había vallas o demasiados elementos de seguridad.

Era cerca del mediodía cuando un hombre de color, presuntamente del equipo de McCartney, salió y les dijo a los fans que ese día no verían al ex Beatle, que mejor se retiraran porque seguramente tenían muchas cosas que hacer, pero los fans no se movieron ni un centímetro.

Pero unos 40 minutos después cuatro hombres salieron del hotel, incluido quien trató de disuadir a los seguidores, y caminaron sobre Reforma hasta llegar a un local de comida rápida, ubicado cerca del hotel.

En el lugar mientras tomaban un helado, hablaron de lo magnífico que estuvieron los conciertos en Brasil, donde el One On One Tour pasó hace unos días. Cuando iban de regreso al hotel declararon que Paul McCartney estaba muy contento de estar aquí.

Las rejas con las que acostumbra contener a los fans comenzaron a aparecer alrededor del hotel porque la gente que esperaba a McCartney ya había aumentado: unas 60 personas estaban en espera.

Julio Tufiño llegó tranquilamente a las inmediaciones del hotel Four Season con una mochila y un estuche de guitarra en mano, se apostó en una de las salidas del lugar para vestirse ad hoc a la ocasión, con una casaca azul muy del estilo que los Beatles usaron para el Sargento Pimienta.

Mientras tocaba algunas notas en el bajo que sacó del estuche, este joven explicó que es fan tanto de los Beatles como de Paul McCartney desde que tiene memoria.

También señaló que el traje que portaba lo hizo para el concierto que McCartney ofreció en México en 2012 y hoy quiso portarlo de nuevo.

Para poder asistir al One On One Tour al Estadio Azteca tuvo que conseguir su boleto en la reventa. “Pagué cuatro veces más de lo normal”.

Un par de minutos después de las seis de la tarde Rusty Anderson, Bryan Ray y Paul Wicks (músicos que acompañan en el escenario al originario de Liverpool salieron del lugar donde se hospedaban) interactuando pero sin bajar las ventanillas de su vehículo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS