Pepe Aguilar le canta a la solidaridad mexicana

El cantante recordó que, tras los sismos que afectaron al país, "demostramos de qué estamos hechos"
FOTO: Carlos Mejía/EL UNIVERSAL.
30/09/2017
13:14
Sughey Baños
-A +A

Dos horas de fiesta y mariachi, fueron la tónica del concierto que Pepe Aguilar ofreció la noche del viernes en la Arena Ciudad de México, en el cual hizo participe al público de una buena causa, porque todo lo recaudado en taquilla sería donado para la reconstrucción de las zonas devastadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Al caer la tarde la gente comenzó a llegar al recinto, el cual es uno de los primeros en reactivar su cartelera después del alto que se hizo en la oferta de entretenimiento en la ciudad. Lo primero que vieron al entrar al lugar fue un escenario que parecía estar hecho de papel picado.

Eran las 21:20 horas cuando ataviado en un elegante traje negro de charro hizo su aparición en el escena Pepe Aguilar, de inmediato el público aplaudió para recibirlo. "100% mexicano", "Por una mujer bonita", "Recuérdame bonito", "Me vas a extrañar" y "Perdóname", fueron los primeros temas que interpretó y que pusieron a cantar al público.

“Una noche especial sin duda, una noche donde ya desde ahorita se siente el amor, en está noche les quiero pedir que ya que estamos aquí hagamos completo este ritual de venir por una causa y dejémonos llevar por los sentimientos, se trata de que la música poco a poco vuelva a conectarnos a la realidad y que sepamos que México está de pie nuevamente”, fueron las primeras palabras que el cantante dirigió a su público.

Luego dio paso a uno de sus temas más festivos del show, "Chaparrita de mi vida". "Me siento más orgulloso que nunca de mi sangre mexicana, creo que estos últimos acontecimientos trágicos y las muestras de hermandad, nos ha vuelto a conectar con lo que realmente somos y se nos había olvidado, porque era pura violencia, corrupción, desigualdad, y resultan cosas como esta que nos recuerdan de que estamos hechos. Este México es uno que le agradezco a la vida me haya permitido ver, porque es un punto de partida. Con esta unión, a este nivel y grado, creo que podemos hacer lo que se nos pegue la gana".

Después Pepe se dio la oportunidad de cantar en un género, que confesó, no está acostumbrado a interpretar pero tenía ganas de cantar, la cumbia, con los temas "Para que te convenzas" y "Con otro sabor".

Cuando anunció que interpretaría "México lindo y querido", pidió que la gente cantara con él, porque aún con bronquitis quería cantarla, entonces el escenario se iluminó de verde, blanco y rojo, y a una sola voz se escuchó este tema que es un clásico de la música mexicana.

“Esta canción va para un hombre que lo es todo para mí, Don Antonio Aguilar”, dijo Pepe sobre su padre, a quien le rindió un homenaje esa noche con el tema "Albur de amor", mientras en la pantalla central del escenario se proyectaban imágenes de sus películas. “Un hombre que amaba a su patria como el que más, pregonaba donde lo dejarán cantar el amor a su México”.

También compartió con la gente que otro de los valores que le inculcó su padre fue la familia, por eso andaban con él para todos lados. “Uno hace lo que puede y los hijos lo que quieren, como saben yo tengo un hijo que se metió en broncas pero ya va a salir de ellas, pero tengo otro que le encantan las mujeres y es la tercera generación de los Aguilar y hoy canta aquí por primera vez”.

Acto seguido presentó a su hijo Leonardo Antonio, quien a sus 18 años lució gallardo con su vestuario norteño y sorprendió con una voz muy parecida a la de su padre, al escucharlo cantar "Que la dejen ir al baile", unas estrofas de "El primer tonto" y "Te irá mejor sin mí".

“Acaba de ser nominado a dos Grammy Latinos el guey, me acaba de ganar porque a mi me nominaron por primera vez a la 30 años y a él a los 18”.

Pese a que dijo que con Leonardo le podían decir suegro, aclaró que no sería igual con la siguiente artista, porque tenía 13 años, “con ustedes la minimi de Flor Silvestre, igual de dramáticas las dos, Angela”.

Entonces la no tan pequeña Angela salió al escenario con un espectacular vestido negro con flores bordadas y su aún más sorprendente voz, dejando una muestra de la cuna de la que viene al cantar "De mí Enamórate".

Pepe no pudo evitar comportarse como papá y le reclamó que se pintara mucho los ojos, pero aún así se unió orgulloso a ella en la canción "Mi sangre", que Angela grabó para su primer disco y que va dedicado a los papás.

El cantante explicó que tenían esta fecha programada desde hace muchos meses, pero también les tocó decidir si posponían este concierto, pero reflexionó qué no tenía caso hacer solo una fiesta, entonces habló con sus socios y con la gente de la Arena Ciudad de México, para donar lo recaudado al 100% a la reconstrucción, “cada uno de ustedes está donando a la causa, entonces quiero un minuto de aplauso para ustedes, para quienes vinieron de otros países que a rescatar a nuestros hermanos, para todos los mexicanos, estamos de pie ¡viva México!” y la gente gritó con él.

Junto al Mariachi Zacatecano y los ocho músicos que lo acompañaron, Pepe Aguilar cerró el concierto con los temas Miedo, "Siempre en mi mente", "Por mujeres como tú", "Mi lindo pueblo", "Cuatro meses" y "Son las dos de la mañana".

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS