Lafourcade y Zoé hacen vibrar Pa'l Norte 2018

La cantante mexicana, con más de 50 minutos de retraso, interpretó “Recuérdame”; Zoé también formó parte de este festival, quien aprovechó para promocionar su nuevo disco “Aztlán”
Foto: Berenice Fregoso / EL UNIVERSAL.
21/04/2018
07:34
Humberto Montoya O.
-A +A

La séptima edición del Festival Pa’l Norte ofreció gran variedad de sonidos y fusiones musicales 

Luego de días nublados y con lluvia constante, el sol se encargó de hacerse presente en el primer día del festival Pa´l Norte, celebrado en el Parque Fundidora en la ciudad de Monterrey. 

Hombres y mujeres portando shorts, coronas, lentes obscuros, máscaras e incluso algunos disfraces, fueron los que se vieron desfilar desde tempranas horas en las inmediaciones del lugar para disfrutar de esta edición, la cual contó con dos reencuentros con ritmos muy diferentes pero igual de aplaudidos.

La agrupación Fobia, liderada por Leonardo de Lozanne y en compañía de Jay de la Cueva, iniciaron con el pie derecho su gira con la que celebrarán 30 años en tierras regiomontanas. Desde el comienzo de su presentación, Lozanne, quien portó un traje color gris con una playera que teñí impresa la cara de Elvis, fue recibido con una lluvia de aplausos y chiflidos. 

El diablo y Dos corazones fueron las primeras dos canciones con las que deleitaron a una audiencia eufórica, la cual rompió en gritos cada vez que la imagen de Jay de la Cueva aparecía en las pantallas laterales del escenario. Le siguieron otros éxitos como No eres yo, El Crucifijo e Hipnotízame, esta última con Jay en el bajo en lugar de la batería, que dieron fe del cariño que el público les sigue profesando a más de tres décadas de la creación de la banda.

Revolución sin manos, Microbito y Veneno vil, fueron las canciones elegidas para rematar  esta presentación con un público ávido de más. 

Pero esta no fue la única banda que robó atención, si bien el grupo Bacilos fue la primer sorpresa de la noche al cantar temas como Millonario y Cara Luna, los aplausos fueron acaparados por el segundo reencuentro, esta vez por el grupo Kumbia Kings en compañía de Pee Wee.

La banda, que se encargó de aparecer en escena vestidos

Completamente de negro con el número 22 escrito en sus camisas, interpretó canciones como "Sabes a Chocolate" y "Mi dulce niña", las cuales fueron bailadas en todo momento y aplaudidas de principio a fin y aunque su participación fue breve, dejó claro que los problemas entre la banda y el cantante han quedado en el pasado.

Previamente, Natalia Lafourcade recibió una cálida recepción en el escenario Tecate Light poco antes de las 19:00 horas, al cantar temas como Hasta la raíz y Lo que construimos se acabó, que fueron los temas con los que inició su presentación. 

Ataviada con un vestido azul con hojas rojas bordadas en la parte superior y el peinado trenzado que la ha caracterizado últimamente, la cantante fue de las primeras en lograr reunir una gran cantidad de público en su presentación, misma que coincidiría con la puesta del sol y que se prestó para aderezar su melancólica voz. 

Lafourcade demostró su dominio del escenario frente al público regiomontano e incluso los volvió sus cómplices al corear a su lado Nunca es suficiente. 

Completamente contrario, lo sucedido con Muse, quienes aderezaron la noche con el toque de rock y lo mejor de su repertorio. La banda británica liderada por Matt Bellamy se hizo presente poco antes de la una de la mañana frente a una audiencia que se congregó desde mucho antes para verlos. 

Canciones como Supermassive black hole y Starlight fueron algunas de las canciones escogidas para encender los ánimos de la audiencia. Bellamy, con su desborde de energía y personalidad, misma que le hizo aventar su bajo y usarla en algún momento  manera de espada mientras destruía al vaivén de los aplausos parte de la escenografía, se coronó como uno de los favoritos de la noche y más al haber posado una bandera de México al término de su participación, misma que después le rodeó su cuello. 

Con más de 110 mil personas reunidas, siete escenarios y una treintena de bandas, el primer día del Festival Pa’l Norte logró fusionar exitosamente a amantes de distintas corrientes musicales. 

Zoé lanza la versión física de su disco “Aztlán”

zoe.jpg
Foto: Berenice Fregoso / EL UNIVERSAL

Zoé conquistó al público en Monterrey con un pequeño recorrido de su carrera. 

Poco después de las 22:20 horas, la agrupación mexicana apareció en medio de aplausos por parte de un público integrado por hombres y mujeres de todas las edades, lo que demostró que su música sigue perneando a nuevas generaciones. 

En su participación dentro del Festival Pa’l Norte, calentaron motores con 10 AM, con su vocalista vestido con una chamarra negra y actitud desenfadada. “Buenas noches mi querida gente de Monterrey, nos sentimos muy contentos y honrados de estar una vez mas aquí en el mejor festival del Norte", dijo Larregui ante un público que le dio una cálida bienvenida. 

Continuaron con otros temas como Arrullo de estrellas y Labios rojos, con una mezcla que transitó entre lo más selecto de sus éxitos y los temas de su última producción discográfica Aztlán.

rad 
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS