La firma que delata el carácter de Luis Miguel

Es ambicioso, seductor e inestable, explica la grafóloga Marifer Centeno
El cantante regresa esta noche a los conciertos (CLASOS)
21/02/2018
00:01
Humberto Montoya O.
-A +A

[email protected]

Luis Miguel, quien esta noche regresa al Auditorio Nacional, es persuasivo, inestable, ambicioso y egocéntrico, al menos es lo que revela su firma, de acuerdo con la lectura de la grafóloga Marifer Centeno.

De acuerdo con análisis realizado, explicó la experta, El Sol tiene cualidades, pero su imagen es su talón de Aquiles.

“Es una persona inteligente, tremendamente invasiva, le gusta llamar la atención. Es honesto, agradable, muy sexual, infiel y seductor, tiene un ego enorme”, y añade que el artista carece de algo que lo frene.

“Es optimista, luchador e inquieto, presenta un cerebro adictivo, no tiene autocontrol, no tiene límites; tiene autoestima, yo pensaría que no, pero sí tiene amor propio. Le importa mucho el yo social, es egocéntrico”.

Marifer destacó que una de las características que muestran los bordes y la forma en que el cantante apoya la pluma contra el papel es su actitud extremista, para él es todo o nada.


Gráfico

Luis Miguel. El sol que nunca se apaga

El cantante regresa este año con una nueva gira, una serie próxima a estrenarse y su eterno encanto. ¿Volverá a brillar como en el pasado?
Recorre su vida, sus amores y lo que su letra revela sobre su personalidad.
Luis Miguel. El sol que nunca se apagaLuis Miguel. El sol que nunca se apaga

La rúbrica de muestra que a Luis Miguel podrían dársele fácilmente los deportes.

“No me asombraría que fuera excelente deportista. Es inquieto, hábil y tiene inteligencia para manipular, sabe chantajear y persuadir. Tiene grandes posibilidades de padecer una adicción; su conducta es autodestructiva, es extremadamente vanidoso y visceral”.

Centeno agregó que el intérprete de “La incondicional”, quien hace dos años canceló su gira por problemas de salud y esta noche se reincorpora a los conciertos, tiene una enorme incapacidad para controlar sus conductas y es tremendamente inquieto.

“Le gusta mucho el dinero y los negocios, es concreto al hablar del aspecto económico, es de procesos mentales rápidos, súper agradable de trato pero muy difícil vivir con el”.

Aun cuando pudiese haber cambiado con el paso de los años, precisó la grafóloga, Luis Miguel vive enfocado en sí mismo y reniega muchas veces de su pasado.

“Probablemente con el tiempo cambió pero es una persona que vive únicamente para sí; es mal padre, indudablemente mala pareja y aunque es agradecido, pienso que quiere romper con el pasado incluso de sus padres”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS