Enrique echará la casa por la ventana

Antes de su show en octubre, en el Auditorio, actuará con la Caravana del rock & roll
Guzmán dijo sentirse bien de salud como para presentarse en el Auditorio (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/08/2017
00:09
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

Han pasado décadas desde que Enrique Guzmán entró a un estudio de grabación por primera vez, pero para el cantante este recuerdo sigue tan vívido que siente como si hubiera sido hace poco tiempo.

“Son emociones encontradas porque soy un hombre que vive de la música, es lo único que sé hacer y es interesante seguir en esto hasta hoy. Son ya 60 años de que grabé con Los Teen Tops en mis inicios, en mayo de 1956 estábamos metidos en el estudio grabando”, recordó.

Aunque forma parte de una generación de artistas que marcó un antes y un después en la historia de la música en México, Guzmán no considera que ese sea su legado más importante sino haber hecho que mucha gente se enamorara con sus canciones.

A sus 74 años y después de muchos problemas de salud en los últimos años, en el que se incluye una trombosis en la pierna y un problema en el colon, Enrique Guzmán dijo sentirse perfectamente bien de salud como para presentarse este 31 de octubre en el Auditorio Nacional, para festejar este tiempo en la música.

“Voy a tirar la casa por la ventana, va ha ser un evento que no se pueden perder, sólo les digo eso. Ahora tengo un poco más de experiencia, creo que hago las cosas con mucha dignidad y con vergüenza, toco los escenarios con interés de que la gente quede satisfecha de lo que estoy haciendo, no salgo a jugar sino hacer un espectáculo que merezco yo y el público”.

Antes de que esa fecha llegue, Enrique Guzmán se reunirá con sus amigos César Costa, Angélica María, Palito Ortega, Roberto Jordán, Los Teen Tops, Los Locos del Ritmo, Los Rockin Devils y Los Hitter’s, en La Caravana del Rock & Roll este 25, 26 y 27 de agosto en el coloso de Reforma.

“Me da mucho gusto ver que todavía la gente está tan dispuesta a escuchar esta música y le dan la espalda un poquito a los reggaetones y a la música ‘punchis punchis’ que hay por ahí en la vida hoy”.

Guzmán explicó que en esta ocasión se trata de un concierto largo, porque se contempla dure alrededor de cinco horas, así que están viendo la forma de que la gente sienta muy dinámica esta presentación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS