Se encuentra usted aquí

Todos contra Kevin Spacey

Actores, guionistas y productores critican que salió del clóset para distraer la atención de la acusación de abuso sexual
El abuso del que acusan a Spacey habría sucedido cuando el tenía 26 años (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
31/10/2017
00:02
Agencias
Nueva York.
-A +A

Los efectos de la respuesta de Kevin Spacey a una denuncia de presunto abuso sexual llegaron a House of cards. El actor ganador de dos Oscar fue duramente criticado en redes sociales y los productores de la serie se mostraron “profundamente preocupados”, al punto de que decidieron ir al set para mostrar solidaridad a sus actores.

Ejecutivos de Netflix y la productora del thriller político, Media Rights Capital, dijeron que llegaron a Baltimore, donde se filma la serie, para asegurarse de que el elenco y equipo “continúen sintiéndose seguros y apoyados”. Spacey no tenía previsto estar en el estudio.

Aunque se anunció el lunes, la decisión de terminar la serie se tomó hace varios meses, dijo una persona con conocimiento de la situación que habló a condición de anonimato.

Spacey es el más reciente hombre de Hollywood denunciado por acoso o abuso sexual en la industria del entretenimiento y los medios de comunicación. La avalancha de acusaciones comenzó a principios de mes luego que el New York Times publicó una historia que alegaba que el productor Harvey Weinstein había acosado a numerosas mujeres.

En una entrevista publicada en BuzzFeed News, el actor Anthony Rapp dijo que estaba en una fiesta privada en el apartamento de Spacey en 1986 cuando el actor de entonces 26 años, que estaba ebrio, lo cargó, lo colocó en su cama y se le echó encima. Rapp, que tenía 14 años, logró zafarse y salió ileso del incidente.

Spacey respondió en Twitter diciendo que no recuerda el supuesto encuentro pero que si actuó como Rapp alega, “le debo mi más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado”.

Entonces dijo que la historia de Rapp lo “alentó” a abordar antiguos rumores sobre su sexualidad y escribió que en el pasado ha tenido relaciones románticas tanto con hombres como con mujeres pero que ahora vive “como un hombre gay”.

La declaración fue vista por muchos como un momento inapropiado para abordar su sexualidad. Peor aún, el actor pareció establecer una conexión entre ser gay y el abuso sexual de menores. “Kevin Spacey realmente trató de tirar a toda la comunidad LGBT bajo un autobús y llamarlo solidaridad en un esfuerzo por cubrir sus fallas personales”, escribió el activista DeRay Mckesson en Twitter.

El actor Zachary Quinto calificó la salida del clóset de Spacey como “una manipulación calculada para desviar la atención de las acusaciones”.

Muchas figuras de Hollywood salieron en apoyo de Rapp, incluido su compañero de reparto en Star Trek: Discovery Wilson Cruz y la actriz Rose McGowan, una de las principales voces contra el acoso sexual en Hollywood, quien dijo refiriéndose a Spacey: “Es tu turno de llorar”.

Rosie O’Donnell no se quedó callada y en su cuenta de Twitter se lanzó contra Spacey. “¿No recuerdas el incidente, hace 30 años? Vete a la mier... Kevin, como Harvey, todos sabíamos de ti. Espero que más hombres vayan adelante”, escribió la conductora.

El ex guionista de House of cards, Beau Willimon, presidente del Sindicato de Escritores, llamó la historia de Rapp profundamente preocupante. “Durante el tiempo que trabajé con Kevin Spacey no atestigüé ni estuve al tanto de comportamiento inapropiado. Dicho esto, tomo los reportes de este tipo de conducta con seriedad y ésta no es la excepción”. 

INFORMACIÓN RELACIONADA

COMENTARIOS