Geraldine se da 365 oportunidades

La actriz, quien vuelve a la soltería y a las telenovelas, este Año Nuevo pide a las mujeres ponerse como prioridad, sin descuidar la maternidad y el trabajo
Desea que Elisa y Miranda vean en ella a una mujer realizada. (FOTOS: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
31/12/2017
00:00
Erika Monroy
-A +A

[email protected]

Geraldine Bazán tiene al frente 365 nuevas oportunidades, sin embargo, durante la víspera del Año Nuevo tiene un ritual que repite cada año.

“Me echo 10 uvas pidiendo el mismo deseo: salud. Siempre he pensado y realmente creo que teniendo salud, lo demás viene por añadidura. El trabajo es arduo y hay que tener buena actitud y hay que trabajar por lo que uno quiere lograr pero definitivamente hay que tener salud. Para mí y para todos los que me rodean”, dice la actriz.

Además de pedir eso, Bazán tiene una visión de las cosas: ser prioridad uno mismo. Así, en 2018 será una mujer trabajadora, una mamá comprometida, pero sin olvidarse de sí misma.

“Miranda y Elisa han crecido sabiendo a qué se dedica su mamá, al final eso es también lo importante para ellas, que vean a una mamá trabajadora, luchadora, que se da tiempo para estar con ellas porque son su prioridad, pero también es una mujer que trabaja, que se cuida, que se pone como prioridad, esto es lo que quiero compartir con las mujeres; para que todo fluya en tu vida, tienes que ser prioridad en tu propia vida”, comenta la ojiverde.

Como cabeza de su familia, Geraldine tiene claro la forma en la que quiere estar frente a sus hijas, predicar con el ejemplo y hasta de cierta forma hacer empatía con otras mujeres.

“Todas las mamás somos el claro ejemplo de la formación para nuestros hijos y siempre quiero heredarle eso a mis hijas, que sean mujeres de bien, fuertes y valientes.

“Las mujeres tenemos ahora la capacidad de ser buenas mamás, buenas esposas, amas de casa, exitosas, cuidarnos y además, hacerlo todo en tacones”, señala orgullosa la actriz, quien inicia un año regresando a la soltería, tras su ruptura con el actor Gabriel Soto.

Para el próximo año, el trabajo no será ningún problema porque desde los primeros meses estará actuando para la nueva telenovela de José Alberto Castro, Amar sin ley.

“No he dejado de trabajar; desde que soy mamá, la prioridad ha sido mi familia y las niñas, pero no he dejado de trabajar, me di más tiempo entre proyecto y proyecto, el último sí fue hace dos años y medio y fue en Miami, me las llevé allá un tiempo.

“Es una historia que seguramente le va a gustar mucho a la gente, porque es diferente a lo que se ha hecho en el país. Estoy muy contenta de volver a la empresa en donde comencé mi carrera; tengo la fortuna de ya haber trabajando en todas las televisoras y me encanta, es una de las cosas importantes de mi carrera, que he podido estar en distintos lugares, en distintos países, con todo tipo de talentos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS