Azteca recibe a Adal con fiesta

Ramones deja Televisa para conducir el reality "La academia". De inmediato se puso la nueva cachucha
Además del reality, Adal hará un programa más para el próximo año (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
15/05/2018
00:08
Erika Monroy
-A +A

[email protected]

Adal Ramones tuvo un recibimiento como si de un héroe se tratara: mariachis, aplausos y un recorrido en carrito de golf por las instalaciones de Azteca Ajusco. El conductor supo por primera vez lo que había detrás de las bardas de TV Azteca.

Según él, había una leyenda que decía que detrás de esos muros no había tantas cosas como en Televisa. Así que con genuina sorpresa, el también comediante se dejó impresionar por edificios, por los foros y hasta por la zona de comida.

Ramones, incluso, llegó con la gorra bien puesta. La cachucha naranja es parte de su compromiso con La academia, el proyecto musical que lo regresa a la televisión.

Tras recibir la bienvenida por los altos ejecutivos del canal, Adal se puso a hablar de cuánto agradecía a Televisa por lo que le dio, pero también confesó cómo había terminado su relación con la empresa.

“Este junio se cumplen tres años desde que yo ya no soy exclusivo de Televisa. Así que soy libre de hacer lo que yo quiera. Y la verdad es que no había querido hacer televisión.

“Tengo otros negocios, de restaurantes, de bienes raíces, estoy en el teatro y la verdad es que no me urgía regresar a la televisión”, reconoció.

Recordó que tras el éxito de Otro rollo no ha habido nadie que replique el éxito de su programa, ni siquiera él mismo. Entre eso y las razones antes mencionadas, el conductor se está dejando apapachar por la gente del Ajusco.

“Cuando me lo ofrecieron yo pregunté si podía ser parte del proyecto, opinar, participar y me dijeron que sí. En realidad, me dijeron que qué quería para venir”, narró. Fue así que lo convencieron para que se decidiera a ser parte de La academia.

“Además son 25 años (de la televisora), Azteca, es La academia... ¿qué otra cosa podía pedir?”, dijo en su presentación.

Explicó que espera reunirse con la gente de producción y así ser parte de la nueva generación del reality show.

“Nunca fui de esos conductores a los que se les diera un guión, o que con el chícharo recibiera instrucciones, siempre tuve la libertad de opinar y aportar y espero poder hacerlo aquí de la misma forma”, añadió.

Comentó que su contrato con TV Azteca es por La academia y un programa más que se estrenará el próximo año.

“Tengo contrato con ellos hasta diciembre de 2019. Evidentemente no podré hacer otras cosas en televisión abierta, pero sí puedo ir a hacer cosas de teatro, con series de televisión, cine, entre otros”, detalló.

Ramones expresó que su decisión fue más fácil gracias al apoyo de su esposa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS