Andrés García va contra la CFE

El actor denuncia cobro excesivo de luz; sigue pleito por predial de su rancho en Ajusco
Ante la CNDH también establece su descontento por el cobro del predial. (CUA RTOSCURO.COM)
19/08/2017
00:07
César Huerta
-A +A

[email protected]

Las peleas de Andrés García en contra de lo que considera “abusos gubernamentales” siguen. Ahora enfrenta a la Comisión Federal de Electricidad por aumentarle sin razón, dice, la luz.

El actor señala que le han enviado recibos de hasta 14 mil pesos, contra los 5 mil pagados anteriormente cuando en su su casa se gasta poco.

“Antes tenía cuatro empleados, ahora uno y estamos justo en época de lluvias, cuando no hace falta mojar las palmeras. Debería haber bajado a la mitad (por no usar la planta de riego)”, comparte García, vía telefónica desde Acapulco. “Dicen que la computadora les marca esa (cifra) y digo que pueden decir misa, pero ahora es cuando menos gente hay, no se alquila nada y no me voy a dejar”, sentencia. Ya habló con la Profeco para saber los pasos a seguir.

Con Derechos Humanos. Lo que va bien, señala, es la petición hecha a la Comisión de Derechos Humanos nacional y que ya fue turnada a la oficina de la Ciudad de México.

En ella establece su descontento con incremento al pago de predial de su rancho, en el Ajusco.

Se le están cobrando 26 mil pesos bajo el pretexto, señala, de que las reglas han cambiado.

“Ya me mandaron los documentos donde dicen que sí funciona (la petición a la CNDH, por sus siglas) y ahora la semana que viene los abogados se comunicarán conmigo y vamos a trabajar ya juntos”, explica.

Esta última pelea, destaca el actor de Tintorera y El privilegio de amar, es la que más le molesta, pues por ello no ha podido vender, hasta ahora, alguna de sus propiedades.

La venta es necesaria para poder tener dinero, ahora que no trabaja.

El año pasado, por manejar un auto en caminos empedrados, se lastimó la columna que lo dejó sin caminar por algunos días.

“No puedo caminar aún bien, me estoy curando, estoy en terapia y sale muy caro, me faltan aún tres o cuatro meses de terapia y obviamente no puedo trabajar en estas condiciones”, comenta el histrión de 76 años.

Detalla que el gobierno de la Ciudad de México calificó al rancho como PH5, misma categoría de las propiedades en Polanco, una de las zonas más exclusivas de la capital, pero “(en el rancho) No tengo agua, drenaje ni recolección de basura”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS