Se encuentra usted aquí

Da ejemplo a Hollywood

La cazadora de águilas es una película del director Otto Bell que busca dar un mensaje que inspire a las mujeres
La historia de Aisholpan, una pequeña niña de 13 años. (CORTESÍA)
10/12/2017
00:02
Humberto Montoya O.
-A +A

[email protected]

Una simple fotografía fue la responsable de que Otto Bell, director de la cinta La cazadora de águilas, quisiera saber su historia y llevarla a la pantalla grande.

En entrevista, explica la importancia de llevar a la audiencia la historia de una niña que rompió las barreras de lo convencional, cómo se sintió al poder incluir en este proyecto a la actriz Daisy Ridley y lo que significó que una fotografía tomada por un chico israelí a una niña de 13 años en Mongolia le inspirara a él, de origen inglés, en esta aventura cinematográfica.

“Es gracioso. La primera vez que salimos con ellos fue divertido, emocionante y con un toque de aventura y desde ese momento sentí una especie de responsabilidad sobre que tenía que terminar la película”, afirma.

Agrega: “Tuvo algo especial desde el día uno y hubo momentos muy importantes, como yo quedándome sin dinero, mis ahorros iban para abajo cada vez más pero sabía que no me podía detener a mitad del camino, tenía que seguir adelante porque quería contar esta historia”, dice orgulloso.

Bell no miente, literalmente puso todos sus ahorros y hasta consiguió un préstamo en el banco para verla realizada.

La cazadora de águilas cuenta la historia de Aisholpan, una pequeña niña que con apenas 13 años siente la vocación de convertirse en la primera mujer en formar parte de este grupo de hombres portadores de una tradición que a través de los siglos ha sido relevada únicamente a los varones.

El director subraya que además de este mensaje quiso levantar la voz por las mujeres y el trato que merecen y, sin decir nombres, poner en la mira lo que ocurre actualmente en Hollywood.

“Creo que hay muchos mensajes en este filme y mucho de eso no lo planeé, simplemente es la forma en que la historia sucede. En ese momento, cuando empecé a hacer la película, había muchos personajes en el mundo de la ficción como Daenerys, madre de los dragones, o Katniss Everdeen (Los juegos del hambre), con todos estos protagonistas que eran mujeres fuertes de la ficción y pensé que esta chica era una en la vida real”.

Sobre la situación actual respecto al tema dijo: “Vivimos en un mundo de acoso, hecho por hombres muy importantes sobre las mujeres, así que estoy feliz de que esta historia salga ahora en los cines mexicanos, en una época en la que los hombres tratan a las mujeres muy mal porque por mucho que es una historia sobre una mujer fuerte, también es una historia sobre una familia y unos padres igual de fuertes”.

Bell enfatizó sobre la importancia de la familia:

“Eso muestra lo importante que una figura como un padre puede ser en la vida de una mujer. Creo que ella es un ejemplo a seguir en un escenario donde no hay muchas actualmente”.

En la cinta, Bell consiguió que la actriz Daisy Ridley, quien protagoniza también en las películas de Star Wars, fungiera como narradora al relatar la historia de ella, lo que hizo que al tener a dos mujeres tan diferentes en su entorno pero iguales en sus sueños, se viera reflejado de principio a fin.

“Creo que Aisholpan es un gran ejemplo de una pequeña gran mujer quien tuvo la suerte de contar con un padre que la apoyaba y que no necesitaba un hombre que la rescatara. Es una mujer muy fuerte y conoce su propia mente, no se deja influir por nadie y eso fue algo que le gustó a Daisy y por eso fue una gran suerte hacerlas parte del mismo proyecto”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS