Se encuentra usted aquí

Quieren abrir el PRI a un “ciudadano” en 2018

17/07/2017
02:06
-A +A

Un “Documento de Trabajo” interno, elaborado en el CEN del PRI para reformar los estatutos de ese partido en la XXII Asamblea Nacional que inicia el 12 de agosto próximo, propone abrir todas las candidaturas del priísmo, incluida la Presidencial en 2018, a “ciudadanos simpatizantes” que tengan buen “nivel de competitividad, reconocimiento y aceptación entre el electorado” con base en su prestigio, fama pública y los estudios demoscópicos (encuestas). La propuesta, que se circuló en las cúpulas del PRI la semana pasada, plantea modificar el artículo 166 de los estatutos priístas en su apartado XVI y eliminar la limitación que hoy existe para postular candidatos ciudadanos sólo al Congreso, las gubernaturas y la jefatura de Gobierno del DF, con lo que se abre la puerta a una candidatura presidencial externa.

Esta reforma posibilitaría, de aprobarse en la Asamblea, que por primera vez en su historia el PRI pudiera postular como candidato presidencial, para las elecciones del próximo año, a un ciudadano no militante del partido. Entre los priístas que conocieron la semana pasada ese documento, elaborado por un asesor cercano al CEN priísta —uno de cuyos ejemplares está en poder de esta columna—, se interpretó la intención de modificar ese artículo con dedicatoria expresa a un “ciudadano simpatizante”, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

El documento del CEN tricolor, de 76 páginas y titulado Documento de Trabajo para proponer Adiciones, Reformas y Derogaciones a los estatutos del Partido Revolucionario Institucional XII Asamblea Nacional Ordinaria del 12 de agosto de 2017, propone varios cambios estatutarios, pero el más importante es el artículo 166. En ese postulado se centra la guerra en el PRI, entre grupos afines al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y grupos que se pronuncian contra la imposición de un candidato presidencial sin militancia y que proponen, entre otras cosas, un proceso abierto para elegir al abanderado priísta al 2018.

Para abrir la nominación presidencial a un “ciudadano” se eliminan 3 líneas de la redacción actual del 166 y se le añaden conceptos como “candidatos a cargos de elección popular” y “competitividad” . La redacción de hoy dice: “Conforme a lo dispuesto en la ley en la materia, la Comisión Política Permanente podrá aprobar la participación en el proceso de postulación de candidatos al Congreso de la Unión, a gobernadores y a Jefe de Gobierno del Distrito Federal, a ciudadanos simpatizantes, cuando su prestigio, fama pública además de los estudios demoscópicos señalen que se encuentran en un nivel de reconocimiento y aceptación superior al de los militantes que aspiren al mismo cargo”.

Así queda la “propuesta de modificación” del 166 de los estatutos: “Conforme a lo dispuesto en la ley de la materia, la Comisión Política Permanente podrá aprobar la participación en el proceso de postulación de candidatos a cargo de elección popular a ciudadanos simpatizantes, cuando su prestigio, fama pública, además de los estudios demoscópicos, señalen que se encuentran en un nivel de competitividad, de reconocimiento y aceptación entre el electorado del que se busca el voto”.

Antes, en el artículo 23, el documento propone incluir entre las categorías de integrantes del partido una nueva: los simpatizantes, a los que define en un nuevo apartado: “V. Simpatizantes, los ciudadanos que ejercen sus derechos cívicos políticos electorales en congruencia con lo dispuesto en nuestra declaración de Principios y Programa de Acción”.

Es decir, que la batalla que ha comenzado en el PRI con la irrupción pública de grupos como Alianza Generacional, Democracia Interna y otros, tiene sentido: viene una guerra en la Asamblea Nacional y es por las definiciones de la candidatura presidencial. Y los bandos están claros: peñistas agrupados en torno a Luis Videgaray y peñistas y priístas que no quieren que el canciller y su grupo impongan un candidato sin militancia probada. Es la guerra priísta por el 2018 y ha comenzado.

NOTAS INDISCRETAS…La terna de posibles sucesores de Miguel Ángel Mancera para quedarse como “interino” cuando pida licencia en octubre, incluye a tres cercanos colaboradores del Jefe de Gobierno: José Luis Amieva, Manuel Granados y Luis Serna. Los tres son cercanos en el ánimo, pero el que más cerca ha estado de asuntos y decisiones de Gobierno es Serna, quien desde la Jefatura de Gabinete y antes desde la Particular opera políticamente en esta administración. Dicen adentro que al final, en la decisión de Mancera, no sólo pesará lealtad y cercanía, “sino también experiencia” ¿Quién será el interino?...Los dados abren semana con Serpiente. Primer tiro.

[email protected]

Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.

Más sobre el autor

Comentarios