Se encuentra usted aquí

#NiCuotasNiCuates en Cataluña

Habiendo tantos nacionales distinguidos, ¿por qué nombrar a Fidel Herrera cónsul de México en Barcelona si era obvio que su reputación lastimada terminaría haciéndole daño a la imagen del país?
22/10/2015
02:04
-A +A

Hace no mucho un hombre próximo al presidente me dijo que el principal talento de Enrique Peña Nieto era saber escoger colaboradores. “Puede tener otros errores —afirmó—, pero no se equivoca cuando lee y selecciona a las personas.”

Me temo que existe evidencia en cantidad considerable para afirmar que ese talento ha decrecido. Hay nombramientos cuyo costo político ha sido muy alto y terminan apocando las buenas decisiones que también se han tomado.

La campaña #NiCuotasNiCuates, dirigida para evitar un error político grave en el nombramiento de los futuros ministros de la Corte, puede extenderse a los cargos del servicio exterior.

Arde por estos días la crítica en Barcelona, ya que se envió como cónsul al ex gobernador de Veracruz Fidel Herrera Beltrán. El Periódico de Catalunya apenas hace unos días usó su portada para denunciar con indignación el nombramiento de un sujeto cuya reputación se halla enredada por asuntos relacionados con el narcotráfico.

Herrera no ha sido juzgado, ni siquiera acusado, por delitos contra la salud. Así que ese cabezal se nutre de una calumnia. Sin embargo el rumor antiguo sobre pactos entre Los Zetas y el ex gobernador de Veracruz también debió haber sido tomado en cuenta antes de enviarlo como representante de México.

Habiendo tantos nacionales distinguidos, ¿por qué nombrar a Fidel Herrera si era obvio que su reputación lastimada terminaría haciéndole daño a la imagen del país? No se trata de fabricar un juicio sobre este individuo, sino de valorar la pertinencia política de elegirlo justamente a él.

Si las credenciales del ex gobernador para irse a Barcelona hubiesen sido discutidas en el Senado de la República, muy probablemente nos habríamos ahorrado el desaguisado. En la Cámara Alta habrían salido a relucir los costos de esta mala decisión.

Sin embargo, la Presidencia dio instrucciones para salvar el escollo senatorial. Ordenó que el consulado de Barcelona dejara de ser general para que los legisladores fueran marginados de la deliberación.

Cabe decir aquí que sólo los nombramientos para encabezar un consulado general son aprobados por el Senado. Cuando se trata de un consulado sin esa característica el procedimiento es distinto. El puesto lo entrega el presidente sin mayor trámite.

Presumiblemente, para evitar que se discutiera el nombramiento de Fidel Herrera es que el gobierno quitó el carácter de general al consulado de Barcelona. Al hacerlo consiguió que el debate no tuviera lugar en la avenida Reforma, de la ciudad de México, sino en las Ramblas de Barcelona.

No es la primera vez que esto sucede durante la administración actual. Otra ciudad relevante de Europa, que tuvo durante mucho tiempo un consulado general, fue Milán, en Italia. Era así por la importancia industrial y comercial de tal población.

El mismo argumento justifica que tengamos todavía consulados generales, por ejemplo, en Estambul o Frankfurt.

Sin embargo, en el arranque de esta administración se decidió enviar a Italia como cónsul a la ex procuradora Maricela Morales. Su caso tampoco habría sido sencillo de resolver en el Senado por su total inexperiencia diplomática y por las notas controversiales que dejó su gestión dentro de la PGR.

Aquí se probó por primera vez el mecanismo que ahora volvió a utilizarse con Herrera. Se le quitó el carácter de general al consulado de Milán y así el presidente monopolizó la decisión.

Si Fidel Herrera dura más tiempo como cónsul en Barcelona que Gustavo Díaz Ordaz como embajador en España (tres meses) estaremos todos sorprendidos.

ZOOM: No es claro que lo sepan en la SRE, pero Cataluña está a punto de separarse de España por las malas decisiones que se toman desde Madrid. El beneplácito que el gobierno de Mariano Rajoy dio al nombramiento del nuevo cónsul mexicano es dinamita pura en manos de los separatistas catalanes.

Como diría el clásico de Juárez: Pero, ¿qué necesidad…?

www.ricardoraphael.com

@ricardomraphael

Periodista, académico y escritor. Director General del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (UNAM), profesor de asignaturas en el CIDE y conductor de los programas Espiral y #Calle11 de Canal 11...

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN