Se encuentra usted aquí

Militantes del PRI y del PAN a la SCJN

¿De plano vamos a regresar a la época en que la Corte Suprema era un lugar dispuesto para premiar a los políticos más leales?
24/09/2015
02:04
-A +A

Dos ministros de la Corte terminarán su periodo este año. Para relevarles el presidente deberá presentar ante el Senado, a más tardar la primera semana de noviembre, un par de ternas.

Abandonan el máximo tribunal Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza. Será difícil llenar las sillas que ambos liberan. Los dos son representantes de una Corte reformada a mediados de los años noventa para asegurar que la política partidaria no se mezclara con la impartición de justicia.

Para que la justicia fuera asunto de jueces y no de políticos profesionales.

Sánchez Cordero y Silva Meza participaron con gravedad en debates fundacionales para la independencia contemporánea del Poder Judicial. Se esperaría que las propuestas provenientes del Ejecutivo honraran esa misma gravedad y también la inteligencia jurídica que ha caracterizado a estos dos jueces.

Dentro del Poder Judicial se quiere que las candidaturas sean entregadas a magistrados de carrera. Por otro lado, lejos de esa casa, hay preferencia por abogados litigantes o académicos que amplíen el horizonte de discusión sostenido dentro de la Suprema Corte.

Existe aspiración también porque las dos ternas sean integradas sólo por mujeres. En la era actual resulta inaceptable que, de entre 11 integrantes, nueve (o diez) sean varones. No se trata sólo de una cuota de género sino del reconocimiento a una realidad: el Poder Judicial cuenta cada día con más jueces mujeres y ese hecho merece reflejarse dentro del máximo tribunal.

No obstante, frente a estas opciones flota un rumor creciente. La intención de regresar a México a la época en que sólo había ministros varones y la inmensa mayoría obtenía el cargo por su filiación partidista.

Alimenta el rumor la precandidatura de Raúl Cervantes Andrade, senador de la República. Como militante del PRI ha sido delegado en varias asambleas nacionales, integrante del Consejo Político, coordinador jurídico de ese partido y dos veces diputado.

Es relevante que además sea primo del consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos Cervantes, y del ex comisionado para Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes.

Tiene ya más de un año que este senador pidió licencia indefinida para volverse profesor universitario en el ITAM. La explicación posible a este extraño proceder es la candidatura mencionada. Creyó que apartándose del Poder Legislativo mejoraría las condiciones para volverse parte del Poder Judicial.

Sobre todo porque cuenta con una militancia partidista y porque la licencia solicitada no significa una renuncia al cargo de senador, el nombramiento de Cervantes Andrade sería contrario a la Constitución.

El PRI y sus aliados en la Cámara Alta no cuentan con votos suficientes para resolver este nombramiento. Haría falta también el apoyo del Partido Acción Nacional.

Sería ideal que los senadores de esa otra fuerza política se opusieran a tal despropósito. Sin embargo puede ocurrir que dentro del PAN estén dispuestos a transar a favor de un político priísta a cambio de que, por su lado, llegase a la Corte otro que porte camiseta azul.

Una fuente creíble me asegura que el intercambio ya ocurrió: Raúl Cervantes Andrade a cambio de Germán Martínez Cázares. El segundo es actualmente un influyente abogado litigante, fue dirigente nacional de partido, ex secretario de la Función Pública, aliado incondicional de Felipe Calderón, antiguo legislador y varias veces integrante de los órganos directivos del PAN.

¿De plano vamos a regresar a la época en que la Corte Suprema era un lugar dispuesto para premiar a los políticos más leales?

Quiero creer que mi fuente se equivoca y sólo se trata de un rumor. Que Cervantes dejó el Senado por motivos personales y que lo de Germán Martínez es una idea peregrina, producto de rumores sin fundamento.

ZOOM: Enrique Peña Nieto sabe lo que se juega en el nombramiento de los dos ministros de la SCJN. Costó demasiado sacar a los partidos de ese órgano fundamental de la República como para darles de nuevo fueros donde no deben tenerlos.

www.ricardoraphael.com

@ricardomraphael

Periodista, académico y escritor. Profesor afiliado a la División de Administración Pública del CIDE. Conductor de los programas "Espiral" (Canal 11) y "Corresponsales" (Canal 13...

Comentarios