Se encuentra usted aquí

¿“Repudio total al seguro universal”?

La pugna entre grupos políticos dentro del círculo peñanietista mató un proyecto de seguro universal de salud que propuso el Presidente en su campaña
06/08/2015
02:04
-A +A

Comenzó como un rumor en redes sociales que más tarde retomaron algunos medios. Luego vino la jornada nacional en contra de la privatización del IMSS. Personal médico y pensionados de esa institución marcharon en 13 ciudades importantes del país el pasado 31 de julio.

La sola idea de que el IMSS se convierta en una empresa privada produce un feroz escalofrío. También hay repudio a la posibilidad de que el Estado mexicano concesione los servicios de salud como lo hizo con la telefonía o las carreteras. Así que el tema es políticamente explosivo y tiene gran capacidad para llevar gente a las calles.

Ya se dijo antes: cabe lamentar la confusión del debate. El lunes pasado escribí aquí sobre la falta de transparencia del IMSS con respecto a su proyecto de construir y operar cuatro hospitales a través de asociaciones público-privadas que en otros países llaman, lisa y llanamente, concesiones.

Pero también advertí que sus adversarios del sindicato del IMSS no están haciendo mejor la tarea. Salieron a manifestarse contra una supuesta reforma constitucional que nadie ha presentado en el Congreso. Aseguraron que el presidente Enrique Peña Nieto tiene listo un proyecto de seguro universal de salud, sin que tal cosa sea verdad. Y afirmaron también que ese hipotético proyecto enmascara una intención privatizadora. De ahí que su consigna en las marchas haya sido “repudio total al seguro universal”.

No se puede tener una deliberación seria al calor de tantos enredos. Y es muy peligroso atizar fuego con mentiras cuando se trata de un tema tan sensible como la salud o las pensiones. Contra esta confusión hay cuatro cosas que sí pueden darse por ciertas porque hay documentos de respaldo:

Primero, el informe sobre la Situación Financiera y los Riesgos del IMSS 2014-2015 confirma que ese instituto padece presiones financieras graves que podrían llevarlo a la quiebra. De su contenido se desprende como conclusión que las reformas al IMSS emprendidas previamente no sirvieron para aliviar la crisis de recursos y menos aún para mejorar el servicio que presta esa institución.

Segundo, la actual dirección del IMSS está proyectando como una de las soluciones para hacer crecer las inversiones una sociedad con particulares vía la subrogación de ciertos servicios y la asociación para construir y operar hospitales nuevos. La información con que se cuenta a propósito de esta iniciativa todavía es poca y por ello el asunto sirve para alimentar los rumores sobre la privatización.

Tercero, Enrique Peña Nieto propuso —cuando fue candidato presidencial— que una vez en Los Pinos echaría a andar un seguro universal de salud siguiendo el modelo que el ex director del IMSS, Santiago Levy, propuso en su libro Buenas intenciones, malos resultados y que luego el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) reformuló en un estupendo trabajo conceptual sobre la reforma hacendaria y la seguridad social.

Para derrumbar esta propuesta la Secretaría de Hacienda pidió al ITAM, en el año de 2012, que analizara la viabilidad financiera y operativa de un sistema único y nacional de salud financiado con impuestos generales. Los especialistas de esa institución dijeron que el proyecto de Levy era inviable y con su argumento se convenció al presidente Peña Nieto de echarse para atrás en su iniciativa.

Es una lástima porque el debate Levy-CEEY merecía mayor vida. Es muy probable que en él se encuentre parte de una solución de fondo a la crisis del sistema mexicano de salud. Pero la pugna entre grupos políticos dentro de la camarilla peñanietista lo mató desde que arrancara esta administración.

Cuarto, el liderazgo del diputado Manuel Vallejo Barragán al frente del sindicato del IMSS está muy desgastado. Sus detractores han aprovechado la confusión para golpearlo ahora que quiere reelegirse.

ZOOM: la solidaridad entre generaciones permitió crear un sistema de seguridad social que hoy beneficia a muchos mexicanos. Hoy la pugna política entre camarillas políticas, intereses empresariales y facciones sindicales está poniendo en riesgo el derecho a la salud de muchos millones de personas.

www.ricardoraphael.com

@ricardomraphael

Periodista, académico y escritor. Profesor afiliado a la División de Administración Pública del CIDE. Conductor de los programas "Espiral" (Canal 11) y "Corresponsales" (Canal 13...

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN