Se encuentra usted aquí

El mundo a mi manera, ¿gracias Facebook?

“A good conspiracy is unprovable. I mean, if you can prove it, it means they screwed up somewhere along the line”. Jerry Fletcher (Mel Gibson, Conspiracy Theory)
17/03/2017
10:30
-A +A

 #LaVozDeLosExpertos

La mente de editores, analistas y gente consternada a nivel global se mantiene titubeante ante los movimientos sociales y los resultados de las elecciones populares. Esta semana hubo un nerviosismo momentáneo respecto a las elecciones en Holanda, con titulares cuestionando si ganaría la extrema derecha y el populismo como pasó en Estados Unidos o con el Brexit. Detrás de todas estas emociones mostramos nuestra personalidad y nos preguntamos si alguien ha hackeado la democracia.

Con esa pregunta y algunas recomendaciones, llegué a una publicación muy interesante sobre el surgimiento de la propaganda política como un arma. Para contexto, el sitio que la hospeda, Scout.ai, menciona que: “en un mundo de rápido desarrollo de ciencia y tecnología, la imaginación y la previsión moral son nuestra mayor ventaja humana”. Un sitio que utiliza la ciencia ficción y el periodismo para ofrecer artículos recurrentes sobre el futuro de la tecnología.

Ya metido en el tema del artículo me sentí parte de la película Conspiracy Theory, en la que Jerry Fletcher es un experimento psicológico de una agencia del gobierno de Estados Unidos que programó su mente y en cualquier momento pueden hacerlo “detonar” para aniquilar algún “objetivo”. Con lo analizado y hecho público por el artículo, cada usuario de redes sociales, especialmente Facebook, es un Jerry Fletcher en potencia; y sin haber sido expuesto a pruebas físicas para alterar su conducta psicológica.

Al correlacionar los "Likes" con los resultados individuales asociados a los cinco rasgos de la personalidad, cuestionario estándar muy utilizado por psicólogos, un equipo de investigadores fue capaz de identificar el género, la sexualidad, las creencias políticas y los rasgos de personalidad de cada individuo basándose solo en lo que les había gustado en Facebook. Si le diste acceso a alguien o a algo para utilizar tu perfil y acceder a tus contactos abriste la caja de pandora.

Michal Kosinski, uno de los investigadores, explicó que con tan sólo conocer 10 likes el modelo puede evaluar el carácter de una persona mejor que un compañero de trabajo promedio. Con 70 likes te puede conocer mejor que un amigo. Con 150 likes, mejor que tus padres. Con 300, podría predecir el comportamiento de un sujeto mejor que su pareja y si lo nutres con más likes (¿quién no ha dado más de 300 likes?) podría conocerte mejor de lo que uno piensa de sí mismo.

Con esta información pueden los mercadólogos modificar tus posturas y acciones. En especial pensemos en aquellos que buscan una acción muy clara de tu parte, como votar por alguien. Con todo el #ruidoblanco que hay en la red, la falta de tiempo, y las conductas sociales, más vale que empecemos a darnos cuenta de que los anuncios son más bien “pruebas psicométricas” que ayudan a otros a dirigir o reforzar nuevos mensajes. No somos un experimento psicológico del gobierno, pero al hackear la democracia podemos ser un experimento que de acceso a controlarlo.

 

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN