Se encuentra usted aquí

Hidalgo: pelea entre priístas y escalón para 2018

La sucesión en Hidalgo podría ser clave para el futuro del país, porque resulta que Miguel Osorio no sólo es el hidalguense que ha alcanzado uno de los más altos cargos públicos a nivel federal, sino que es un poderoso precandidato presidencial
17/12/2015
02:04
-A +A

El estado de Hidalgo es la típica entidad que históricamente ha estado en manos del PRI. En Hidalgo no han florecido de manera suficiente ni el PAN y menos el PRD. Y en meses recientes Morena tampoco ha encontrado tierra fértil en esa entidad.

Más aún, en Hidalgo, los partidos opositores al PRI llegarán a junio de 2016 en uno de sus peores momentos. ¿La razón? Que el PRI y el gobierno de Francisco Olvera viven uno de sus mejores momentos.

Por eso, la disputa por la candidatura al gobierno de Hidalgo es, en estricto, una disputa sólo entre priístas.

Sin embargo, la sucesión en el estado de Hidalgo vive un momento inédito. Incluso podría ser clave para el futuro del país. ¿Por qué?

Porque resulta que el secretario de Gobernación, Miguel Osorio, no sólo es el hidalguense que ha alcanzado uno de los más altos cargos públicos a nivel federal, sino que es —al mismo tiempo— un poderoso precandidato presidencial.

¿Y qué significa para Hidalgo que Miguel Osorio sea no sólo un activo titular de Gobernación, sino un creciente candidato presidencial? Significa un cambio radical en el proceso de sucesión. ¿Por qué? Porque del triunfo y/o la derrota de Hidalgo depende una porción importante del futuro de Miguel Osorio.

Pero hay más. Como saben, desde el propio gobierno de Osorio en Hidalgo se inició un proyecto político que —en congruencia— debiera continuar en el sexenio por venir. Ahora viene la pregunta clave. ¿Quién de los seis precandidatos que están en contienda sería el candidato ideal para ese proyecto?

Hasta hace semanas aún eran parte de la contienda los senadores Omar Fayad y David Penchyna; dos legisladores de notable activismo en la vida parlamentaria mexicana. Además, también está incluido como precandidato el diputado federal Fernando Moctezuma, ex secretario de gobierno de Francisco Olvera.

Por las mujeres hidalguenses eran importantes precandidatas la diputada Alma Carolina Viggiano y la comisionada de Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga. Rezagado se encontraba el dirigente cenecista José Antonio Rojo García.

Sin embargo, en días recientes, los mecanismos de selección de 12 candidaturas a igual número de entidades en las que participará el PRI, decidieron “achicar” a tres el número de precandidatos para Hidalgo.

Es decir, que sólo sobreviven en la
disputa por la candidatura al gobierno de Hidalgo los senadores Omar Fayad y David Penchyna, además del diputado federal Fernando Moctezuma.

El destape en Hidalgo se producirá el 18 de enero y hasta hoy no hay nada para ninguno de los tres finalistas. Es decir, que cualquiera podría resultar el elegido. Y es que según la estrategia seguida por el jefe nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, todas las candidaturas al proceso electoral de 2016 saldrán por unidad.

Hoy la moneda está en el aire. Sin embargo, la unidad en Hidalgo no será fácil. ¿Por qué? Porque llegan como finalistas tres legisladores de reconocida trayectoria en su entidad. En el primer caso, Omar Fayad es el más aventajado en las encuestas. En el segundo, el senador David Penchyna es uno de los más talentosos operadores políticos. Y Fernando Moctezuma es un profundo conocedor del estado. ¿Habrá rebelión en la granja?

Al tiempo.

EN EL CAMINO. Denuncia el Tesoro de Estados Unidos que el diario Unomásuno es usado para lavar dinero, por parte del narco. ¿Nadie en México lo sabía?

¡Felicidades a todos! Por vacaciones suspendemos el Itinerario Político y estaremos de vuelta el domingo 10 de enero.

www.ricardoaleman.com.mx

twitter: @ricardoalemanmx

Nació en la ciudad de México en 1955 e inició en 1980 su carrera profesional como reportero del diario "A.M." de León Guanajuato.

Comentarios