Se encuentra usted aquí

Un “polvorón”, el piso del penal de alta seguridad

EL escape del Chapo Guzmán fue técnicamente fácil, la tapa del piso del baño por donde se fugó, se demolió desde el área de salida del reo
17/07/2015
02:27
-A +A

La logística de escape del Chapo Guzmán fue técnicamente fácil, me dice un amigo y experimentado arquitecto, Adalberto Ruiz Mojica, quien explica que la tapa del piso del baño, por donde se fugó el jefe del Cártel de Sinaloa, es de 50 x 50 x 10 cm de espesor, elaborada con concreto simple fácil de demoler, y tiene un corte con inclinación en su perímetro de 45° para que quedara sujeta al resto del piso; es decir, no se demolió desde el área de salida del reo.

El veterano arquitecto dice que este trabajo posiblemente se realizó desde la celda y no desde el túnel vertical (porque este tipo de corte es muy difícil realizarlo desde abajo), y para ello debió usarse una pequeña cortadora de concreto manual, que provoca mucho ruido, y según las imágenes televisivas no hay evidencia de que usaran cincel y maceta, porque está bien cortada y no hay trozos de demolición. Debe de pesar unos 20 kilogramos y ésta la empujaron desde abajo hacia arriba y la recargaron en el muro.

Continúa su explicación técnica: es muy probable que El Chapo haya esperado varias horas a pesar de que ya estaba terminado el trabajo del “tuneleo”. A simple vista (imágenes de televisión), el tipo de material es tepetate, muy resistente y casi petrificado, difícil de trabajar con pico y pala, mientras que el rendimiento de avance de obra es mínimo y agotador; posiblemente se usaron pistolas para demoler el concreto, para lo cual necesitaron un generador de energía (como el que se muestra en los videos) y esto provoca ruidos ensordecedores de taladros que se debieron escuchar en todo el penal, además de que la seguridad allí debe incluir micrófonos y no sólo circuito cerrado de televisión. Tampoco hubo apuntalamientos (cimbra) porque el tepetate es muy resistente.

Para este arquitecto, la elaboración del túnel no fue lo complicado, éste técnicamente es fácil de realizar, por lo que otro elemento noticioso de la fuga es la absurda construcción del penal con un piso que corresponde a una vivienda de interés social. Todo hubiera sido distinto si los diseñadores del proyecto de la fuga se hubieran encontrado con un piso de 50 cm de espesor de concreto armado en la regadera (zona húmeda de 1 m x 1 m), que es lo mínimo que debió tener una celda de máxima seguridad, con un concreto de resistencia f'c= 350 kg/cm2 doblemente armado con varilla de 5/8” o 3/4” a cada 10 cm, y no con un piso de 10 cm de espesor con concreto de resistencia de f’c=100 kg/cm2 (un polvorón muy frágil).

En conclusión, dice el arquitecto Ruiz Mojica, es imperdonable para los constructores, “expertos” en seguridad carcelaria, que construyan un piso con esas características en dicho penal de “alta seguridad”, pues hasta una casa de interés social tiene mejor concreto y armado con malla de acero 6-6-10-10 y un espesor de 10 cm y una resistencia de f’c= 150 kg/cm2.

Del túnel, dice que no sorprende: técnicamente es fácil de hacer (usaron la misma técnica que los ordeñadores de ductos de Pemex), lo que es inconcebible es el piso del baño porque no lo construyeron con la misma seguridad que los muros, los cuales sí tienen un espesor de 1 m de concreto armado. El equipo elemental que utilizaron los aliados del Chapo es tres camiones de volteo de 14 m3, una retroexcavadora, cinco carretillas, 10 palas y 10 picos. Así, para quienes no sabemos nada de arquitectura, aquí está una explicación de lo ocurrido.

PUNTOS SUSPENSIVOS... Un fracaso, la primera licitación pública internacional para que empresas privadas nacionales y extranjeras exploren y produzcan crudo en 14 bloques petroleros dentro de lo que se conoce como Ronda Uno, pues sólo dos fueron asignados ante una escasa participación empresarial que provocó críticas negativas hasta de la propia autoridad responsable. Como reconoció el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, las expectativas del gobierno eran más altas; sin embargo, algunos oficiosos, como el senador David Penchyna —aspirante priísta al gobierno de Hidalgo—, de inmediato salieron a buscar los micrófonos para asegurar que no fue una “fracaso”. Según Penchyna, las grandes empresas participarán en las siguientes subastas. Algunos políticos son capaces de decir lo que sea con tal de atraer reflectores.

[email protected]

Periodista. En 2001 inició su columna Oficio de Papel en El Universal y de forma paralela publicaba trabajos de investigación. Es director de la revista "Contralínea"
 

COMENTARIOS