Se encuentra usted aquí

¿A dónde se les fue El Chapo?

Los mexicanos tenemos una vocación para reírnos de nuestras tragedias.
14/07/2015
02:55
-A +A

Mientras fluye a cuentagotas (o mejor: a palazos de tierra que forman túneles kilométricos discretos y silenciosos) la explicación de cómo diablos fue que escapó (¡por segunda vez de una “cárcel de máxima seguridad”! además de quién lo ayudó y por cuánto) Joaquín El Chapo Guzmán, sólo algo me queda claro: los mexicanos tenemos una vocación para reírnos de nuestras tragedias.

No me regañe, yo sé que la situación no está para reírse, que hablamos de un delincuente… pero lo hacemos.

En estas últimas 48 horas me han llegado —seguro a usted también— decenas de “memes”. Si bien algunos sólo me hacen sonreír agriamente; con otros sí he soltado la carcajada. El humor es también una forma de retrato del momento.

Bugs Bunny saliendo de un túnel de tierra diciendo: “¿A quién creen que me acabo de encontrar?”.

Un rollo de dólares que dice: “Túnel por donde se escapó El Chapo”.

La foto de unas mujeres con palas y una carretilla que dice: “Maestras cavando túnel para Elba Esther”.

EPN por todas partes: viendo un túnel y diciendo “El Chapo construye mejor que Grupo Higa” o con cara de compungido y en la orilla de un baño de Francia (recuerde el movimiento #YoSoy132) mientras le preguntan, “monsieur” si quiere decir algo al respecto. Alguien con una camiseta de la SEIDO asomándose debajo de una cama con el texto: “¿Chapo, estás ahí?”.

La obvia: foto de El Chapo con su chamarra caqui y gorrita, de la primera aprehensión con cara de niño bueno, en un cartel (sin acento) de la serie Prison Break (Temporada 2).

Mi favorito, quizá es uno donde dice: “Ánimo Raza, el presidente está ahorita en Francia y va a traer a alguien para atrapar a El Chapo” con una imagen del inspector de la Pantera Rosa. Además del video donde supuestamente Hitler se enoja por la fuga.

Vaya catarsis nacional.

Como ya ha sido múltiplemente citado, Enrique Peña Nieto le dijo a León Krauze que si se volvía a escapar sería “imperdonable”. Escribiré una frase que tenía pocas probabilidades de salir, con tal vehemencia, de este teclado: ¡tiene razón el señor Presidente!

Que alguien escape de una cárcel que tenía 793 cámaras de vigilancia, por un túnel con aire acondicionado y luz que medía kilómetro y medio, con 1.70 metros de altura y 80 centímetros de ancho a bordo de una moto con rieles; un túnel que habría costado (sólo para construirla, mucho más para que miraran para otro lado) millón y medio de pesos, donde se necesitaron 352 camiones de carga sólo para remover el escombro, en el más grande silencio y mientras gran parte del gobierno —en serio, ya expliquen, ¿por qué van todos?— está fuera del país es sencillamente inaudito. Es película de inmediato (tarde o temprano; mínimo serie de tele).

 

Ayer por la noche, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la procuradora Arely Gómez y el comisionado Monte Alejandro Rubido dieron un primer balance de las investigaciones: el gobierno federal ofrece 60 millones de pesos a quien dé información para recapturar a El Chapo, quien por cierto, tenía un brazalete, el cual se quitó, con el que era monitoreado dentro del penal. Como se ha dicho desde un principio, burló la seguridad gracias a los puntos muertos de las cámaras de videovigilancia en su celda. Hasta ahora han sido cesados 3 funcionarios: el director del penal, la coordinadora general de penales federales y el director del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de Gobernación, y se sigue investigando a quienes pudieron ayudar a su fuga.

Para todos aquellos que dudan de los controles de seguridad del penal del Altiplano, desde Gobernación informaron que ese centro cuenta con estándares internacionales y había sido certificado por la misma empresa que lo hace en cárceles de Estados Unidos y Canadá.

Por cierto, algún karma tiene en la PGR con los micrófonos. Ayer fue Arely Gómez quien previo a su explicación emitió un “no me veo” cuando iba a iniciar su explicación. Le pusieron un banquito para hablar ante los micrófonos.

 

Desde algún lugar el mismo Chapo debe estar botado de la risa.

El ajedrecista, deporte que sí practica, dio jaque (quién sabe si jaque mate) al gobierno que festejó aprehenderlo hace apenas año y cuatro meses cuando, en el tiempo de la portada “Saving Mexico”, eran los ídolos de mundo por haber sacado todas las reformas estructurales y haberlo capturado. A él, el criminal más buscado del mundo.

Es, al menos, el cuarto gran madrazo a este sexenio: Ayotzinapa, La Casa Blanca, Tlatlaya y ahora la segunda fuga de “El Chapo”.

Pregunta sin risa (aunque en tono de niño que pregunta si ya va a llegar a equis lugar por décima vez) : ¿falta mucho para que acabe este gobierno? ¿Mucho en serio? ¿No eran ellos los que “sabían” gobernar?

 

Por cierto, sería bueno preguntar al gobierno federal quién atendió –como se informó ayer en la conferencia de prensa-- las recomendaciones hechas en el documento “Inspección al CEFERESO No. 1 `Altiplano´; Almoloya de Juárez, Estado de México” fechado el  26 de agosto de 2013,  a Manuel Mondragón y Kalb, entonces Comisionado Nacional de Seguridad  y a las Unidades Administrativas Desconcentradas, donde se señalaba:

--Se nos manifiesta que el centro cuenta con veinte torres de vigilancia, nueve en su interior y once en el exterior. De las nueve torres de vigilancia que se encuentran en el interior del Centro sólo cinco se encuentran cubiertas con personal, las once que se encuentran en el exterior se encuentran descubiertas por falta de personal…

--Se recomienda reforzar el perímetro, con los cinturones de seguridad adecuados; ya que la zona representa un alto riesgo.

--Aumentar  el número de integrantes de Seguridad Penitenciaria para mejorar la operación.

Y por qué ahora AP sale con un cable donde aseguran que la DEA tenía información de inteligencia sobre dos intentos previos para ayudar a “El Chapo” a salir de prisión. ¿Nadie les dio a nuestro gobierno la información? Si sí, qué mal; si no, quizá peor.

Un muy mal momento será también para los activistas de derechos humanos. Justo cuando estaba por discutirse una nueva Ley Nacional de Ejecución Penal que muchos querían fuera absolutamente respetuosa ante las frecuentes violaciones de muchos derechos (sí, también a las personas presas), ahora, ante esto, seguramente se complicará. Ayer, sin más escuchaba a un periodista muy escuchado en radio que comentaba que cómo era posible que no hubiera cámaras en los baños…

Decía Nelson Mandela que se conoce a una nación cuando se ha entra a sus prisiones. Imagínese.

 

A todo esto, le faltan escapes de prisión a “El Chapo” para que rompa records mundiales. Digo, por si andaba con la duda. ¿Sabe que hay un hombre, actualmente preso en Dinamarca, Brian Bo Larsen, que se ha fugado 22 veces? La última vez fue el 13 de diciembre de 2014.

Otro es Steven Jay Russel, quien se ha fugado 4, dos veces de un penal de máxima seguridad de Estados Unidos, en Texas. Eso sí, él tenía motivos que eran más “lindos” que sólo hacer negocios con droga, matar gente: estaba enamorado, primero de un hombre que tenía sida y luego se enamoró de otro. Es más fingió tener sida él mismo y luego su muerte… y casi se sale con la suya.

 

Ya en tono de chacota, este gobierno, siempre abierto al diálogo con sus opositores, debería de pensar en aprovechar el potencial que ha demostrado para la construcción de sofisticadas obras.

Reiniciar la construcción del tren rápido México-Querétaro. Quién más sino El Chapo para hacer el túnel de 4.63 kilómetros del tren México-Toluca, cosa de niños, caray. Que reconstruya y ponga a punto la Línea 12 que el gobierno de Miguel Ángel Mancera quiere ampliar 4.1 kilómetros. Él sí le garantizaría inaugurarlo antes de que termine su administración en diciembre de 2018.

En el DF cada puente festivo, o antes, se cierra el suministro de agua del Sistema Cutzamala  por mantenimiento. ¿Neta vamos a desperdiciar este talento para no renovar de una vez por todas esta infraestructura?

No quiero imaginarme las ma-ra-vi-llas que el despacho El Chapo Arquitectos y Asociados  podrían hacer en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Sería pan comido tenerlo listo al cien por ciento antes de que finalice el actual sexenio. Una verdadera joya de la arquitectura universal.

 

Lo cierto es que los mexicanos ya nos acostumbramos al olvido de crisis o tragedias que nos golpean; y eso es doblemente trágico. Dicen que no hay escándalo que dure más de 2 semanas y siempre vendrá otro para olvidar el anterior.

Ejemplos tenemos para echar para arriba.

Seguimos esperando quiénes son los responsables por permitir obras irregulares en Acapulco y poblaciones cercanas, luego de los estragos la tormenta Manuel e Ingrid, desde septiembre de 2013 donde murieron 130 personas.

Desde hace 9 años hay 63 mineros sepultados en Pasta de Conchos; hace ya 6 años de la tragedia de la Guardería ABC y no hay nadie en una cárcel por la muerte de 49 niños y niñas. Ya ni mencionar Ayotzinapa o Tlatlaya.

¿Cómo para cuándo el resultado de la investigación por la adquisición de la Casa Blanca? ¿ y dónde están los resultados de la investigación sobre  la desaparición de 10 personas en Chilapa, Guerrero, en mayo pasado?

[email protected]

Katia D´Artigues Beauregard, orgullosa chilanga que ya tiene 20 años de trabajo en los medios. Egresada de la Universidad Anáhuac, fue fundadora de Reforma y Milenio Diario.

Más sobre el autor

 

COMENTARIOS