Se encuentra usted aquí

Nueva ejecución extrajudicial

El Ministerio Público federal ha concluido los peritajes de ese episodio y contradice lo difundido por la Comisión Nacional de Seguridad y la Policía Federal
05/08/2015
02:01
-A +A

La mañana del 22 de mayo de este año, la Comisión Nacional de Seguridad difundió que policías federales se enfrentaron con narcos del Cártel Jalisco Nueva Generación en el rancho El Sol, un predio de 112 hectáreas con casa, bodega y sembradíos, ubicado en Tanhuato, Michoacán.

Informó que la batalla duró tres horas a partir de las 7 de la mañana, que los maleantes intentaron derribar el helicóptero Black Hawk de la corporación, pero que el entrenamiento y la superioridad numérica (dos a uno) de los policías resultó en que murieron 42 presuntos delincuentes y un agente. Ante la disparidad del saldo, las autoridades rechazaron que se haya tratado de una ejecución extrajudicial. Agregaron que se decomisaron ocho coches —seis de ellos calcinados—, 36 armas largas, dos cortas, un lanzagranadas y un fusil calibre 50.

A dos meses de distancia, el Ministerio Público federal ha concluido los peritajes de ese episodio y contradice lo difundido por la Comisión Nacional de Seguridad y la Policía Federal:

Más del 70% de las víctimas aparecen con el tiro de gracia en la nuca. Las necropsias arrojaron que incluso uno de los cadáveres no presentaba impacto de bala, y que habría sido matado a golpes.

Se concluye que los cuerpos fueron movidos y las armas con las que fueron encontrados en realidad se las “sembraron”, al grado que a varias de ellas les encajaron cargadores que no son del mismo modelo y no hubieran podido ser accionadas en combate.

En su versión oficial de los hechos ofrecida en mayo, la Comisión Nacional de Seguridad expresó que la mejor prueba de que no hubo abuso de la fuerza fue que tres presuntos delincuentes sobrevivieron.

Sin embargo, basado en el grado de descomposición de los cadáveres, el peritaje, al que tuve acceso, calcula que el enfrentamiento sucedió entre las 4 y 5 de la mañana, y fue hasta horas después que la Policía Federal dio aviso.

En sus declaraciones al Ministerio Público, los tres supervivientes coincidieron en que al momento de la balacera se escondieron, y fueron hallados mucho tiempo después, cuando la Policía Federal ya no estaba sola.

Los 42 jóvenes muertos, de acuerdo con la indagatoria de la PGR, pertenecen al Cártel Jalisco Nueva Generación. 34 de ellos son originarios de Ocotlán, Jalisco, donde el 19 de marzo, dos meses antes de este episodio en Tanhuato, fue emboscado un comando de la Gendarmería Nacional —el flamante brazo de la Policía Federal— resultando cinco de sus elementos muertos. Se presume que lo de Tanhuato fue la venganza de la corporación contra quienes perpetraron aquel ataque.

SACIAMORBOS. Ningún alto mando de las Fuerzas Armadas ha aparecido en conferencia o mensaje sobre los trabajos para recapturar a El Chapo. La torpeza o corrupción de los civiles que la permitieron es una piedra más en el saco de malestares.

[email protected]

Carlos Loret de Mola nació en Mérida, Yucatán, México, en 1976. Tiene una licenciatura en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN