Se encuentra usted aquí

Un padrino dentro de la Policía Federal

19/07/2015
01:35
-A +A

Un padrino dentro de la Policía Federal

Algún buen padrino tiene Ramón Eduardo Pequeño, quien hace unos días —en medio del escándalo desatado por la fuga de Joaquín Guzmán Loera— fue cesado de la División de Inteligencia de la Policía Federal, y ahora despacha como titular de la División Científica de la misma corporación; es decir, tiene el mismo rango. Nos hacen ver que la mayor parte de los siete consignados por la PGR en las investigaciones de la evasión del capo pertenecían a la División de Inteligencia que dirigía don Ramón. Al igual que el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, Pequeño tuvo puestos clave en la pasada administración y ambos eran personajes muy cercanos al entonces secretario Genaro García Luna. Dentro del propio gobierno federal nos dicen que un dato que es bueno recordar es que Ramón Pequeño fue en la administración de García Luna el jefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, por lo que era encargado de combatir al Cártel de Sinaloa y de perseguir a El Chapo, al que nunca pudo aprehender. ¿Quién apadrina a Ramón Pequeño?, se preguntan dentro del propio gobierno.

 

La hora del adiós para el PT y PH

Llegó la hora de la verdad para los partidos del Trabajo (PT) y Humanista. Nos cuentan que la próxima semana el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, que preside Lorenzo Córdova, deberá resolver la permanencia o la extinción de ambos institutos políticos, luego de que todo indica que no obtuvieron por lo menos el 3% de la votación en las pasadas elecciones federales del 7 de junio. Nos cuentan que la desaparición del Humanista es prácticamente un hecho, pero en el caso del PT aún falta ver si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resuelve a su favor algunas impugnaciones y se le pueden sumar los tres mil votos que le faltan para permanecer en la escena nacional, y seguir gozando del presupuesto público.

 

Una miniguberntaura muy deseada

Un informe con aroma a gran destape es el que se llevará a cabo en Veracruz por parte del senador Héctor Yunes. Nos comentan que al informe asistirá el gobernador de Durango, Ismael Hernández Deras, en representación del coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa. Tanto en el gobierno estatal como en la coordinación de los senadores priístas, vislumbran a don Héctor como el hombre que deberá representar al partido en las elecciones del próximo año, aunque esa nominación también la busca el senador José Yunes. Por el lado de los panistas, tres Yunes buscan la nominación, Miguel Ángel Yunes Linares y sus dos hijos Miguel y Fernando. Cabe recordar que se trata de una elección para un gobierno de dos años, ya que en el 2018 se empatará la gubernatura con la elección presidencial. Son muchos Yunes para una minigubernatura de dos años.

 

Diputados azules sin bono

El recién nombrado coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marcelo Torres Cofiño, busca un nuevo encuentro con los integrantes de su bancada para explicarles cómo quedaron las finanzas del partido después de las acusaciones de que hubo un “desfalco” a las arcas de la fracción. Nos adelantan que el coahuilense les explicará con peras y manzanas que las finanzas del PAN en San Lázaro quedarán sanas y que la próxima legislatura arrancará sin adeudos. Sin embargo, nos dicen que es muy previsible que algunos legisladores le avienten las peras y las manzanas a don Marcelo y que corra la sangre azul cuando les explique que para tener estas finanzas sanas no habrá bono de fin de legislatura.

BAJO RESERVA
Bajo Reserva es elaborada con aportaciones de periodistas y colaboradores de EL UNIVERSAL previamente verificadas
 

COMENTARIOS