Se encuentra usted aquí

El PRI: no se hagan bolas

04/08/2017
02:10
-A +A

No se hagan bolas, podría arrancar diciendo el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, el próximo 12 de agosto cuando el partido celebre su 22 Asamblea Nacional. No se hagan bolas respecto a los candados de los estatutos y la tan traída y llevada cantaleta de la necesidad de reformarlos para ampliar la baraja de posibles candidatos. Y es que, estando como están los estatutos, todos caben en la ecuación para ser el próximo candidato del partido a la Presidencia.

¿Qué requisitos son necesarios para poder ser postulado para cualquiera de estos mecanismos?

Luis Videgaray, Aurelio Nuño, Miguel Ángel Osorio Chong, Eruviel Ávila cumplen con los requisitos para ser candidatos, de acuerdo con su militancia de más de diez años en el partido y demás puntos contenidos en el artículo 166 de los estatutos.

Se ha dicho que Narro y Meade no cumplen con el requisito de militancia. Falso. Narro fue presidente de la Fundación Siglo XXI, antecesor de la hoy Fundación Colosio, en 1993, lo que lo hace afiliado al PRI desde entonces (más de diez años) y parte de la Asamblea, de acuerdo con el artículo 21 de los estatutos del partido. Quien va a la Asamblea es dirigente y por lo tanto cumple con el requisito de ser militante y cuadro del PRI.

En el caso de José Antonio Meade, el cinco veces secretario de Estado puede ser candidato a la Presidencia ya que también cumple con el artículo 166 de los estatutos del partido. Éste menciona, tras la enumeración de 16 requisitos, que ciudadanos simpatizantes, cuando gocen de prestigio, fama pública y que estudios demoscópicos muestren que tienen reconocimiento y aceptación superior al de los militantes que aspiren al mismo cargo, pueden ser aprobados como candidatos.

Este párrafo puede aplicar para Meade o para cualquier candidato ciudadano o independiente que quisiera postular el PRI. El párrafo no menciona en específico la palabra presidente de la República, para la candidatura, por lo que los puristas podrían pedir la modificación de este estatuto o candado, aunque en realidad no es necesario por otra razón.

Meade o cualquier candidato ‘independiente’ podría aceptar la candidatura a nombre de cualquier otro partido que vaya coaligado con el PRI, como el PVEM, Panal, Encuentro Social o los que logre sumar el partido. Cuando el PRI ha postulado a un candidato en coalición o alianza, el convenio de coalición sustituye los estatutos de los partidos. Ni modo que el PRI le pida a un candidato coaligado que cumpla con los estatutos del PRI para ser candidato. Es como si el PAN le pidiera a Alejandra Barrales que cumpliera con los estatutos del PAN para ser su candidata o que el PRD le pidiera a Ricardo Anaya o Margarita Zavala que cumpliera con los del sol azteca de llegarse a formar el Frente Opositor.

Están los que quieren cambiar los estatutos para cerrarle la candidatura con dedicatoria a alguno de los suspirantes. Éstos deben tomar en cuenta que el Tribunal Electoral es garantista de los derechos de votar y ser votado en México.

Así que, no se hagan bolas. En la 22 Asamblea del PRI el tema no tiene por qué ser el de los estatutos y los candados.

Todos caben en una candidatura, sabiendo acomodar los estatutos.

APOSTILLA: Y no se hagan bolas porque de que Peña Nieto va a ser quien va a tomar la decisión sobre el ‘bueno’ del PRI, ni duda cabe. Y lo hará hasta arrancando 2018.

@AnaPOrdorica www.anapaulaordorica.com

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN