Se encuentra usted aquí

El centro nocturno al que se iba vestido de etiqueta

Por muchos años El Patio fue reconocido como el mejor centro de espectáculos en México. Presenció el debut de Raphael, José José y Juan Gabriel. Hoy se encuentra en el abandono.
13/06/2016
00:00
-A +A

Texto: Cristina Hernández
Foto actual: Xóchitl Salazar
Diseño web: Miguel Ángel Garnica

Compara el antes y después deslizando la barra central (ABRIR MÁS GRANDE)

Con la fachada descuidada, la marquesina vacía y el letrero a punto de caerse, quienes miran el número 9 de la calle de Atenas, en la colonia Juárez, a un lado de la Secretaría de Gobernación, no imaginan que hasta hace unos años ese inmueble fue un famoso centro nocturno llamado El Patio, sitio en donde se hacían conciertos y otros espectáculos antes de que existiera el Auditorio Nacional.

A finales de los años treinta, gente de todos los rincones de la ciudad iban a cenar acompañados de su familia y amigos con el propósito de pasar un momento agradable. Su fachada llamaba la atención por el letrero en forma vertical que en ese entonces estaba iluminado.

La marquesina de fondo blanco anunciaba las próximas presentaciones. Al entrar, los asistentes eran recibidos con varias arcadas y un escenario en la planta baja, en donde se realizaban los espectáculos, que podían apreciarse incluso desde la parte superior y de forma más cercana en las mesas de alrededor. No era como los centros nocturnos comunes, porque además en su interior tenía balcones desde donde la gente podía apreciar las presentaciones.

A este recinto asistieron numerosas y distinguidas personalidades de la época, principalmente en los años dorados del cine mexicano que coincidió también con el de mayor auge de este lugar que fue fundado el 12 de octubre de 1938. Durante mucho tiempo pasaron por su escenario artistas reconocidos. Era famoso por ser un lugar muy elegante al que la gente iba vestida de etiqueta.

1._interior_baja.jpg
En esta imagen se puede apreciar algunos de los balcones del lugar. Cortesía de Enrique Vélez.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Enrique Vélez cuenta que los dueños de El Patio fueron sus tíos Vicente Miranda y Conchita Vélez, quienes compraron el establecimiento a Emilio Azcárraga Vidaurreta. Ellos fueron los fundadores y los encargados de darle vida como centro nocturno, nutriéndolo con sus inigualables espectáculos. Todo esto ocurrió desde su fundación hasta el año de 1969, cuando fue adquirido por Francisco Aguirre, fundador de Grupo Radio Centro.

6._enrique_velez_baja_0.jpg
Enrique Vélez en la entrada de El Patio en 1990

Éste fue de los últimos lugares en México que ofrecían cena y show. En esa época, la entrada costaba 300 pesos que incluían la cena y dos bebidas que podían ser vino y refresco. Desde su apertura recibió a cantantes como José José, Juan Gabriel, Ana Gabriel, Lupita D´Alessio, Rocío Dúrcal, Lola Beltrán, María Victoria y otros artistas internacionales que abrieron sus temporadas por un tiempo limitado, debido a que no había lugares para grandes conciertos.

2._juan_gabriel_baja_0.jpg
Presentación del Divo de Juárez en El Patio en 1984. Cortesía de Enrique Vélez.

Ahí también se realizó la primera entrega de los premios Ariel el 15 de mayo de 1947. También en este lugar, Raphael hizo su debut en tierras mexicanas y varias presentaciones más. Además acudían políticos y personalidades distinguidas como Walt Disney, Cantinflas, Miguel Alemán Valdés, Miguel Alemán Velasco y María Félix que, en alguna ocasión, fue acompañada de Agustín Lara.

4._raphael_baja.jpg
Imagen autografiada de una de las presentaciones de Raphael en El Patio en 1968 donde aparece con el capitán de meseros, alias “El Jamaicas”, Mario Velez, sobrino de los dueños de El Patio y administrador del centro nocturno, y Felipe Langle, también capitán de meseros. Cortesía de Enrique Vélez.

En su escenario se presentaron artistas de talla internacional como Judy Garland (actriz de El Mago de Oz y madre de Liza Minelli), Edith Piaf, Eddie Fisher (ex esposo de Elizabeth Taylor), Los Platters y Sarita Montiel. También era rentado por algunas compañías para festejar diversos tipos de eventos sociales como bodas, cenas de fin de año, de navidad, día de Reyes y festejos de las fiestas patrias o del 14 de febrero.

3._judy_garland_baja_0.jpg
Presentación del Judy Garland en El Patio el 17 de agosto de 1966. Cortesía de Enrique Vélez.

Enrique recuerda haber visto a José José, quien fue el último en presentarse en este lugar en 1994, año en el que cerró el recinto. Años después de que se cerrara, todavía podía observarse el anuncio de este espectáculo en la marquesina de El Patio, como puede observarse en nuestra imagen comparativa.

Los espectáculos se fueron haciendo más famosos. “Se grabaron películas y se transmitió en vivo para la XEW y XEQ en la época de oro, y en la época de los nuevos dueños se llegaron a grabar videos de los conciertos que daban Juan Gabriel o José José”, añade Enrique.

No solo eran espectáculos musicales los que se podían presenciar, sino de artistas de todo tipo. Por ejemplo, uno de los histriones que más presentaciones tuvo fue Tin Tan, quien estuvo todo un año solo descansando una vez al mes. Incluso una película del mismo Tin Tan, “El hijo desobediente”, se filmó en El Patio.

EL UNIVERSAL también tuvo oportunidad de platicar con el músico Sergio Ortiz Hidalgo, que por su carrera ha conocido y ha tenido amistad con artistas como José José, quien lo invitó en varias ocasiones a El Patio.

Sergio Ortiz recuerda a este lugar como “el mejor centro nocturno de la ciudad y escenario de las mejores estrellas del mundo”. Nos cuenta que vio a Samy Davis Jr. Dean Martin y Sergio Mendes, un pianista brasileño de los años 70. Además a José José, Ray Conniff, Raphael y Rocío Dúrcal.

De los mejores recuerdos que tiene es la forma en la que los asistentes se vestían: las mujeres iban con vestidos largos, peinados elegantes, bonitas joyas y abrigos de piel; y los hombres de smoking. “Para nosotros los músicos, eran como una escuela. Aprendías de todo porque podías observar cómo debe ir vestida la gente para ese tipo de espectáculos. Desafortunadamente en la actualidad, ya nadie se viste de gala para ir a cenar ni para a escuchar música.”

5._gente_bailando_baja_0.jpg

El Patio cerró sus puertas de manera definitiva en 1994 debido al incremento del número de conciertos que comenzaron a realizarse en el Palacio de los Deportes y el Auditorio Nacional.

En la actualidad está completamente abandonado. Su letrero ya no conserva todas las letras, la marquesina está vacía y hay partes cayéndose. Permanece cerrado y no hay quién dé razón de él. Es dormitorio propicio para indigentes, quienes provocan mal olor al pasar por ese sitio.

A la pregunta de si se piensa reabrir o remodelar el inmueble, Enrique Vélez responde: “Los actuales dueños: el hijo de Francisco Aguirre no quiere saber nada del tema, lo tienen cerrado sin opción a venderlo o remodelarlo. Mi actual meta es llegar a abrir un centro de espectáculos con la misma calidad y el mismo impacto que dejó El Patio para mi familia y para México”.

 

Foto antigua: Archivo EL UNIVERSAL y cortesía de Enrique Vélez.
 

Fuentes: Entrevistas con el músico Sergio Ortiz Hidalgo y con Enrique Vélez, sobrino de los fundadores de El Patio y consulta de la página: http://vymproducciones.com/el-mitico-centro-nocturno-el-patio-cumple-77-....

Comentarios