Vive "El Bronco" baño de pueblo, boleada de zapatos y rechazos

Lo increpan en el Edomex; “son paleros de AMLO”, dice; propone bajar los impuestos para reactivar la economía
“Vas a guardar estos zapatos para la historia güey”, le dijo El Bronco a una persona a la cual le boleó los zapatos durante su visita al Estado de México para promover el voto a su favor. Foto: JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL
17/04/2018
02:58
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Toluca, Méx.— En la tierra del mandatario Enrique Peña Nieto, el candidato independiente a la Presidencia, Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, planteó que para reactivar la economía es necesario bajar el ISR, el IVA y el IEPS a las gasolinas.

Tras recorrer la zona conocida como Los Portales y platicar con comerciantes, éstos le explicaron que no hay clientes por la precaria situación económica, a lo que Rodríguez Calderón dijo que su equipo está trabajando para hacer una propuesta gradual, con el objeto de disminuir el ISR hasta 25%, así como bajar el IVA en todo el país de 16% a 10% y reducir el IEPS a las gasolinas.

Dijo que en el caso del IEPS a los combustibles, fue el entonces secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien dijo que era necesario para tener más recursos para médicos y no ha pasado nada. “[Meade] no fue lo suficientemente sensible para convencer al Presidente de que no se hicieran esas cosas”.

El Bronco se pronunció para que las Fuerzas Armadas se queden en las calles hasta que haya cuerpos de seguridad preparados y capacitados.

Dijo que el Estado de México es importante para su campaña, pero criticó que siempre ha sido gobernado por el PRI, el cual, dijo, ha “abusado del asistencialismo perverso, de la dádiva, que ha hecho que mucha gente del Estado de México hoy no tenga trabajo”.

En el centro histórico de Toluca comió una tradicional torta de milanesa con albóndiga en El Ojeis; se placeó repartiendo tarjetas de presentación, las mismas que usó para la recolección de firmas; saludó a comerciantes, amas de casa, empleados y hasta servidores públicos del gobierno estatal y boleó zapatos.

“También te los voy a bolear cuando sea Presidente”, le dijo a su “cliente”, mientras engrasaba su zapato izquierdo y recordó que de niño su primer empleo fue el de bolero.

“Vas a guardar estos zapatos para la historia güey”, dijo El Bronco.

Una señora le pidió que mejor se fuera a su estado a gobernar: “Usted no es del pueblo, vea cómo lo dejó”. “¿Usted es palera de Andrés Manuel?”, le reviró él y tomó una franela para sacar brillo al calzado.

Visitó la tienda La Miniatura, una licorería donde se prepara el tradicional Mosquito, bebida de distintos grados del alcohol. Le sirvieron el más fuerte, el de 45 grados.

Por la tarde, se fue a comer al mercado de La Lagunilla, junto al barrio bravo de Tepito. Llegó a bordo de una Suburban, con sus escoltas al local Los Gatos Gordos, donde comió chile relleno con arroz: “¡Vete a chingar a tu madre!”, le dijo un locatario. Al final El Bronco fue a su encuentro y le dijo que todos venimos de una mujer y una madre.

“¡Ya llégale”, le reviró al candidato el locatario. En su tercer día de campaña El Bronco se vio cara a cara con el barrio bravo…

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS