Va AMLO por amparos para frenar la obra

Andrés Manuel López Obrador exigió detener la entrega de contratos para la nueva terminal aérea y advirtió que no es cómplice de actos de corrupción (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
23/03/2018
02:05
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

El aspirante a la Presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México está manchada de corrupción y antes de que se comprometa más presupuesto del próximo gobierno, presentará amparos ante el Poder Judicial o la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para frenar la entrega de nuevos contratos.

“Se van a presentar amparos para que se detenga la entrega de contratos, están dando contratos para comprometer al gobierno próximo, amarrarnos las manos. Que no tengamos recursos para no hacer nada y que estemos pagando por las pillerías que se están contratando actualmente. No soy cómplice de actos de corrupción, no vamos a aceptar ningún contrato manchado de corrupción, bajo ninguna amenaza”, dijo.

Tras reunirse con el Consejo de la Comunicación en la Ciudad de México, el morenista dijo que no será títere ni cómplice de la entrega de contratos “manchados por la corrupción”, por lo que prefiere que haya incertidumbre en el tema a entregar más concesiones. Por ejemplo, señaló, el gobierno está a punto de firmar un contrato en el que indica que el aeropuerto quedará listo en 2025.

“Todo el sexenio nuestro será para estar pagando deudas, es como un Fobaproa, yo no voy a aceptar eso, no soy títere de nadie. Prefiero que haya incertidumbre, no quiero la corrupción, no voy a ser cómplice. Cero tolerancia a la corrupción. No me voy a dejar chantajear, no voy a ceder ante actos de corrupción”, sentenció.

Advirtió que el actual gobierno federal busca —en estos meses— comprometer contratos de miles de millones de pesos a futuro, a 20 años, por ejemplo, para fibra óptica y mantenimiento de carreteras.

“Es algo vergonzoso, están apurados comprometiendo presupuesto. No van a dejar nada, van a ser puros socavones. Queremos evitar que se siga comprometiendo el presupuesto del sexenio próximo, que se lleven todo, sino cómo vamos a impulsar el desarrollo”, cuestionó.

El ingeniero Javier Jiménez Espriú y la ex ministra Olga Sánchez Cordero, ambos integrantes de su virtual gabinete, van a analizar y presentarán los amparos para frenar los nuevos contratos a mediano y largo plazo, y que no se comprometa el presupuesto del gobierno federal.

“Se está analizando si procede el amparo para ir a un juzgado del Poder Judicial a presentarlo o es una instancia administrativa como la Secretaría de la Función Pública (SFP). Ni en el caso del aeropuerto ni en el de las entregas de las costas de Yucatán y Quintana Roo para la exploración petrolera", explicó.

López Obrador, aclaró que ni los bonos ni los contratistas van a ser afectados y garantizó, “lo que esté bien, no hay problema”.

Luego de que el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió a López Obrador respetar los contratos de la nueva terminal aérea, este respondió que el empresario y los que defienden la nueva obra posiblemente están metidos en el negocio de la corrupción.

“Aun cuando esté señor del CCE, Juan Pablo Castañón esté declarando... Ellos todo el derecho de defender su negocio, por eso declaran que quieren que yo acepté contratos leoninos, manchados de corrupción, pero no”, aseguró.

Dijo que dependerá cómo responda el gobierno sobre la posibilidad de investigar al actual secretario de Comunicaciones y Transportes.

Mantente al día con el boletín de El Universal