Una elección violenta no es democracia, es dictadura: obispos de Chiapas

En un documento, Rodrigo Aguilar Martínez, de San Cristóbal de las Casas; Fabio Martínez Castilla, arzobispo de Tuxtla Gutiérrez y el administrador diocesano de Tapachula, Arnulfo Quintanar Monroy, exhortaron a no radicalizar posturas
Una elección violenta no es democracia, es dictadura: obispos de Chiapas
FOTO: Archivo. EL UNIVERSAL
07/06/2018
17:55
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Chiapas
-A +A

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIS.- Obispos de Chiapas pidieron a la ciudadanía que “no venda” sus votos ni elija a quienes han “robado” o tengan antecedentes delictivos. Advirtieron que una elección violenta no es democracia, “sino una dictadura

En un documento, exhortaron a candidatos, partidos políticos y autoridades a no radicalizar posturas ni “violentar” el proceso electoral porque una elección violenta “no es democracia, sino una dictadura”.

Rodrigo Aguilar Martínez, obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas; Fabio Martínez Castilla, arzobispo de Tuxtla Gutiérrez y el administrador diocesano de Tapachula, Arnulfo Quintanar Monroy, llamaron a impulsar un proceso democrático en el que se asuman responsabilidades ciudadanas.

Exhortaron que candidatos y partidos políticos no radicalicen posturas ni “violenten a la población” porque elección violenta no es democracia, “sino una dictadura”, advirtieron.

Pidieron que los electores conozcan la trayectoria política de los candidatos para votar por quienes no tengan antecedentes delictivos, o en su condición de ex funcionario público y su búsqueda de reelección, haya “robado” o dejado obras inconclusas”.

Los prelados criticaron el deterioro de la política utilizada para acceder a recursos públicos y enriquecerse personal, familiar o grupalmente.

“Muchos alcaldes han endeudado a sus municipios, con desvíos presupuestales, sustento de campañas partidistas, o entrega de recursos públicos; con ello han reforzado el ciclo de la pobreza y la dependencia”, alertaron.

Subrayaron que prevalece la corrupción en diferentes sectores sociales que tiene su principal raíz y expresión en el gobierno. Existen también caciques políticos centrados en el beneficio de sus familias o que imponen sus propios candidatos.

Refirieron que las reformas estructurales aumentaron los costos de la energía, las gasolinas, la canasta básica y deteriorar los servicios básicos.

Así también consideraron que el sistema de partidos políticos ha causado divisiones y confictos comunitarios por la corrupción de autoridades locales, la compra de votos, la coacción por los programas sociales, la propaganda engañosa, las promesas falsas, la distribución de despensas para condicionar al elector.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS