Todos contra AMLO, en debate ágil

Le critican amnistía a criminales y personajes “corruptos” en su proyecto; voy arriba en las encuestas, les responde el tabasqueño
Los cinco candidatos participaron en un nuevo formato para debates a la Presidencia de la República impulsado por el Instituto Nacional Electoral. (INE)
23/04/2018
03:12
ARIADNA GARCÍA, MISAEL ZAVALA, ALBERTO MORALES, SUZZETE ALCÁNTARA Y HORACIO JIMÉNEZ
-A +A

[email protected]

El primer debate entre los candidatos a la Presidencia de la República tuvo como eje el constante ataque contra Andrés Manuel López Obrador por parte de sus cuatro contrincantes.

El Palacio de Minería fue la sede del debate en el que Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade Kuribreña, Margarita Zavala Gómez del Campo y Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, estrenaron un nuevo formato para confrontar sus ideas y proyectos con miras la contienda por la Presidencia de la República, impulsado por el Instituto Nacional Electoral (INE). Los moderadores fueron los periodistas Sergio Sarmiento, Azucena Uresti y Denise Maerker.

Durante el intercambio, el candidato de la coalición Todos por México, Meade Kuribreña, se fue contra López Obrador, a quien acusó de corrupto al igual que a Anaya Cortés.

Del tabasqueño, expuso que tiene tres departamentos reflejados en el Registro Público de la Propiedad, y de los cuales no ha dado cuenta. Además, señaló que utiliza a Morena como un partido de 3 mil 500 millones de pesos y en donde cobran sus hijos y algunos de sus hermanos.

López Obrador le respondió más tarde que no existen esos departamentos, y que si fuera así, se los regalaba.

Meade Kuribreña equiparó a Anaya Cortés con el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge: “Compró y vendió terrenos que eran del gobierno, tuvo una empresa fantasma, lavó dinero, usó prestanombres y el flujo llegó de vuelta”, dijo.

Meade se opuso a la revocación de mandato para el Presidente de la República, en caso de que no cumpla a la sociedad con las promesas hechas en campaña.

Aseveró que el mecanismo para evaluar las acciones y cumplimientos del Ejecutivo federal, y del Congreso, son los procesos electorales.

A Meade Kuribreña se le expuso como una incongruencia el que recién haya sumado a su campaña a Armando Ríos Piter, a quien se le negó la candidatura presidencial independiente por presentar más de 900 mil apoyos simulados. El presidenciable defendió al ex perredista e incluso culpó a la autoridad electoral.

Tras los señalamientos de Meade Kuribreña sobre el presunto lavado de dinero cometido por el empresario queretano Manuel Barreiro y en el cual se vincula, Anaya Cortés respondió: “Tú sabes que no existe ninguna acusación en mi contra, aquí está la sentencia del tribunal [electoral] que acredita que ustedes utilizaron de manera ilegal y facciosa a la PGR para dañar mi imagen.

“Yo ya te contesté. Ahora te pido que tú contestes sin rodeos, con claridad, ¿tu jefe Enrique Peña Nieto ha gobernado con honestidad, sí o no?”, exclamó.

El panista pidió explicar un 7de7 que consiste en hablar de Odebrecht, el socavón del Paso Exprés, la llamada estafa maestra, los ex gobernadores priístas César y Javier Duarte, y Roberto Borge.

“Está la 7de7, la pregunta es: ¿de qué tamaño es la rebanada del pastel que te tocó?”, arremetió.

Ante la pregunta de si está a favor de un gobierno transparente, el panista respondió que sí, y que por ello ha hecho pública la información sobre la compra-venta de la nave industrial, y solicitó a su equipo subir a su página de internet el crédito hipotecario sobre esta operación.

Anaya Cortés reiteró que no basta con el ejemplo para acabar con la corrupción como lo señala López Obrador, pues basta con ver a sus más cercanos colaboradores que no lo hicieron así, y ahora están en su campaña y no en la cárcel.

“Si su ejemplo es tan potente, por qué no pudo contagiar a sus secretarios particular [René Bejarano], y de Finanzas [Gustavo Ponce], al delegado de Tlalpan [Carlos Imaz]”, increpó.

Dijo estar de acuerdo en la revocación de mandato, siempre y cuando se establezca en la ley, a fin de evitar que sea a través de una consulta a mano alzada como lo propone su opositor de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Revire. López Obrador esquivó ataques de sus contrincantes en el debate y resaltó que realizará un plan para desterrar la corrupción del país y del gobierno, en el que incluye un acuerdo para conseguir la paz, donde se haga de todo, incluso la amnistía a quienes cometan delitos.

El candidato de Juntos Haremos Historia, con láminas en mano, las cuales sacó en cuatro ocasiones, recordó que redujo la violencia en la Ciudad de México cuando fue jefe de Gobierno, pero luego comenzó a defenderse por los embates de sus candidatos: “Desde luego, todos están aquí contra mí, echándome montón”.

Fue duramente criticado por el tema de la amnistía, donde respondió que esa propuesta no significa impunidad, ya que “tenemos que hacer de todo para conseguir la paz”, incluido un dialogo donde participe el papa Francisco y expertos, a fin de conseguir una estrategia contra la corrupción, la violencia y la inseguridad: “No voy a permitir corrupción de nadie. Voy a terminar con todos los privilegios que hay en el gobierno”, afirmó.

Respondió a su rival independiente Rodríguez Calderón, que es mil veces honesto: “Si fuese yo corrupto ya me hubiesen destruido los de la mafia del poder”.

Aunque esquivó los embates de Anaya Cortés, se tomó unos segundos para decir que Meade Kuribreña está en una situación bastante difícil, “porque tiene todo el apoyo del gobierno, no ha levantado, y está queriendo avanzar con calumnias”.

Coincidió con algunos candidatos en un fiscal anticorrupción independiente, electo por el Congreso de la Unión, pero a propuesta del Presidente, a través de una terna. También adelantó que una vez que llegue a la Presidencia propondrá la revocación del mandato cada dos años, puesto que “el pueblo pone y el pueblo quita”.

Uno de los moderadores lo cuestionó sobre si aceptaría la derrota el 1 de julio, López Obrador contestó que sí, siempre y cuando no hubiera fraude electoral: “En la democracia se gana o se pierde”, asintió.

“No lucho por ser presidente, es un medio, no es un fin, lo que busco es la transformación del país. No es el cargo”, dijo.

La candidata independiente a la Presidencia, Zavala Gómez del Campo criticó a López Obrador por su propuesta de darle amnistía a los delincuentes y a Anaya Cortés por la venta de su nave industrial y su declaración patrimonial.

La ex panista fue cuestionada por el gobierno de su marido, Felipe Calderón, pero ella lo defendió y rechazó que si llega a ser Presidenta haya una “reelección”.

Propuso construir una cárcel especial donde estén en las mismas celdas los integrantes del crimen organizado y los políticos corruptos.

También criticó las propuestas de López Obrador y de Anaya Cortés de “regalar” dinero a los ciudadanos y a los jóvenes, más bien lo que ella planteó es generar las condiciones para que los mexicanos puedan emprender negocios y ganen hasta 300 mil pesos o lo que su talento les dé.

El Bronco criticó a sus adversarios políticos, pero en especial a López Obrador, a quien llamó “marrullero”, por eludir las preguntas que le hizo al tabasqueño.

Para combatir la corrupción, propuso “mocharle la mano” al funcionario público que robe.

Dijo que de llegar a la Presidencia de la República presentará la propuesta para el Congreso, para que los diputados del Morena, PAN, PRI, PRD, PVEM, PT y Panal, la aprueben, “sí se atreven”.

Afirmó que para combatir a la corrupción es necesario que haya un fiscal general autónomo, que no sea electo por los partidos, sino por la sociedad, como ocurrió en Nuevo León.

Retó a los candidatos de las coaliciones a firmar un compromiso para renunciar a su financiamiento público y competir en igualdad de circunstancias, pero nadie suscribió el documento.

Cuántas veces eres honesto, le preguntó al tabasqueño: “No soy corrupto, soy mil veces honesto”, le reviró el aspirante presidencial de Morena.

También cuestionó al ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México que quiera vender el avión presidencial, “si todavía no es tuyo, primero gana la elección, todavía faltan más de 70 días como para que estés ofreciendo lo que todavía no es tuyo”, pero el tabasqueño le mostró una encuesta donde va en primer lugar: “Esa es mi respuesta”, contestó el morenista.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS