Ponen siete candados a la boleta electoral

Materiales tendrán fibras ópticas invisibles y marca de agua; también se avaló el método y lugar de impresión, dice IECM
Yuri Gabriel Beltrán Miranda, consejero electoral, aseguró que las boletas tienen los más altos estándares de seguridad (IECM)
02/02/2018
03:06
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Las boletas para las elecciones locales del 1 de julio contarán con siete elementos de seguridad en el papel y en el método de impresión con el objetivo de evitar su falsificación, informó el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM).

El órgano electoral será el encargado de elaborar las boletas para las votaciones de jefatura de Gobierno, diputaciones locales y alcaldías y para estos documentos se incorporarán siete candados “de última generación”.

En el caso del papel de las boletas, estas contarán con fibras ópticas visibles, fibras ópticas invisibles y marca de agua del fabricante, mientras que la impresión contará con talón foliado, imagen latente, microimpresión, impresión invertida y una medida de seguridad adicional que será propuesta por el impresor.

“Sin duda es una inversión importante del IECM, pero no podría esta Ciudad darse el lujo de producir boletas que no coincidieran con los más altos estándares de seguridad que existen en los mercados internacionales”, expuso el consejero electoral Yuri Gabriel Beltrán Miranda.

El IECM aprobó el miércoles pasado los diseños y modelos de tres boletas electorales, 21 actas electorales, 54 documentos auxiliares electorales, y tres en sistema Braille, para los comicios de este año.

También avalaron una boleta electoral, cuatro actas y 12 documentos auxiliares, para recabar el voto de los capitalinos en la elección de la jefatura de Gobierno desde el extranjero.

El órgano electoral detalló que la impresión de la documentación electoral se llevará a cabo en los Talleres Gráficos de México, donde ya se ha producido el material para los procesos electorales anteriores y para consultas ciudadanas.

Yuri Beltrán, también presidente de la Comisión de Organización Electoral y Geoestadística, detalló que los acuerdos aprobados para los diseños y modelos de documentos serán enviados de nueva cuenta al Instituto Nacional Electoral (INE) para que sean avalados.

Con el aval del INE, el instituto local también podrá determinar la cantidad de documentos que se deberá imprimir y con ello el presupuesto requerido, para ordenar su producción en los Talleres Gráficos de México.

Yuri Beltrán recordó que el 20 de julio pasado inició con los trabajos de revisión de lineamientos de diseño de la documentación electoral y desde entonces comenzó una serie de diálogos con la Junta Local y la Dirección Ejecutiva de Organización del INE, en aras de construir cuál sería la documentación pertinente para la Ciudad de México.

El 5 de octubre la Comisión de Capacitación y Organización Electoral del INE aprobó un modelo único de documentación electoral a utilizar por los institutos locales, y en ese sentido el Instituto Electoral capitalino planteó algunas propuestas de modificaciones a los diseños, pero el INE pidió ajustarse a formatos únicos.

“No obstante, sí se avalaron algunas modificaciones que se propusieron al formato de incidentes. En la respuesta que nos da la autoridad electoral nacional explican las razones por las cuales ellas consideran que, a pesar de que algunos rubros no derivan directamente de la legislación electoral, a juicio del INE aportan a la certeza de los escrutinios realizados en las casillas”, comentó Beltrán Miranda.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS