Negociador de EU no ve garantías en AMLO

Peligrosa la victoria de López Obrador: Robert Lighthizer; quiero que el gobierno de EU compre un seguro, afirma
El embajador Robert Lighthizer dijo que las inversiones se manejarán en el contexto del capítulo 20 de resolución de disputas entre estados (AP)
22/03/2018
03:50
Víctor Sancho / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Washington.— El embajador comercial de Estados Unidos y jefe de la delegación que está renegociando el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) por ese país, Robert Lighthizer, consideró ayer una eventual victoria en las elecciones presidenciales de México por parte del candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, como un ejemplo de “riesgo político” que las empresas de EU pueden tener en cuanto a la decisión de invertir en México.

Durante una comparecencia ante miembros de la Cámara de Representantes, Lighthizer utilizó la figura de AMLO —a quien citó con las siglas por las que es conocido— para ilustrar su postura en el sentido de que el gobierno de Donald Trump se oponga a proteger inversiones estadounidenses en suelo mexicano bajo alguna cláusula del nuevo TLC.

El encargado comercial puso el ejemplo de un empresario que quisiera trasladar una planta de producción desde Texas a México. “Cuando voy ahí abajo no quiero tomar el riesgo político de que AMLO vaya a ganar y cambie mi trato; quiero que el gobierno de EU, esencialmente, compre un seguro de riesgo político por mí”, explicó Lighthizer, poniéndose en la piel de cualquier ejecutivo de su país.

El funcionario desestimó que el gobierno vaya a hacer algo así, ya que su “visión tiende” a ver que cada empresa tiene que asumir sus riesgos y la responsabilidad de que EU sea más competitiva recae en el Congreso, no en el ejecutivo.

Dijo que cualquier tema relacionado con inversiones en el extranjero va a a ser manejado en el contexto del conocido capítulo 20 de resolución de disputas entre estados.

Esta no es la primera vez que personalidades políticas de Estados Unidos hacen referencia a las consecuencias de una hipotética victoria de AMLO en las elecciones.

Uno de los más vociferantes fue el congresista republicano Mike McCaul, de Texas, diciendo sin contemplaciones que “no quiero ver un presidente [López] Obrador en el cargo”.

Más sutil fue hace un año el actual jefe del gabinete del presidente, John Kelly. Cuestionado en el Congreso por la posibilidad de que AMLO fuera el ganador de las elecciones mexicanas, el entonces secretario de Seguridad Nacional dijo que si ese fuera el resultado “no sería bueno para Estados Unidos, ni para México”.

Algo en lo que coincidió el veterano senador republicano John McCain, al asegurar que un presidente “izquierdoso” en México no sería bueno para su país.

Recientemente, Trump, quien a la sombra de los prototipos del muro dijo que en México hay candidatos “buenos y algunos no tan buenos”, sin especificar en qué categoría incluía a cada contendiente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS