Morena toma plaza en Benito Juárez

Arropan 3 mil miltantes a Sheinbaumen BJ; advierten a AMLO de integrar a panistas a sus filas
Aunque en esta ocasión la figura de López Obrador no eclipsó el apoyo a Claudia Sheinbaum, en el acto fue evidente el apoyo de la militancia de Morena al candidato a la Presidencia de la República (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
08/05/2018
02:14
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

No hubo golpes ni altercados como se esperaba en la delegación Benito Juárez, pero sí varias consignas y más de 3 mil asistentes. “¡No que no se podía!” y “¡No nos dejaron la explanada, putos, pero aquí estamos!”, fueron algunas de las expresiones de simpatizantes y militantes de Morena que ayer se dieron cita en la delegación Benito Juárez para arropar a los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia a alcaldías, diputaciones locales, federales y por supuesto, a la Presidencia de la República y a la jefatura de Gobierno.

Por primera vez en su paso por varias delegaciones, Claudia Sheinbaum, candidata a gobernar la capital del país, no fue opacada por Andrés Manuel López Obrador. El apoyo con aplausos y consignas a su favor fue de la misma magnitud que a su líder moral. La agente la arropó y dijo que se muere en la raya por ella.

También hubo abucheos y recriminaciones para los ex panistas Gabriela Cuevas, Manuel Espino y para Germán Martínez Cázares: “¡Aguas, Andrés, no te vayan a poner un cuatro!”, prevenía desde lejos una mujer a López Obrador.

La ex senadora sí se incomodó al principio y hasta el rostro le cambió, pero sonrió justo cuando López Obrador le alzó la mano derecha.

Los morenistas tenían contemplado realizar su acto proselitista —al cual llama asamblea informativa— justo en la explanada de la delegación Benito Juárez. El lugar era más amplio y desde esta zona buscaban demostrar músculo para hacer temblar, según dijeron, a los panistas.

“Nos quisieron mandar a este espacio chiquito, pero ahora verán como poco a poco se llena”, expresó un hombre mayor.

“Ya se les va a acabar su minita de oro. Se creen los dueños de todo y hasta de la delegación para no prestársela a López Obrador”, añadió.

En la explanada fue instalada una feria con juegos mecánicos, puestos ambulantes, así como puestos de antojitos mexicanos. Muchos de ellos son los mismos que se ponen en fin de semana a vender.

Morena no quiso pelear y aclaró que para evitar confrontaciones, determinó colocar su templete en la parte trasera de la explanada delegacional, justo al frente del Ministerio Público BJ-2.

Total, advirtió López Obrador: “Vamos a regresar cuando yo ya sea Presidente de la República.

“¡Ahora sí que los medios digan si hubo acarreo! ¡A ver si nos dieron tortas!” y “¡Nosotros no somos iguales, aquí ya nadie quiere al PAN ni tampoco al PRD! era algunas de las consignas que lanzaban los asistentes, en su mayoría de la tercera edad.

Ha sido el acto más largo de los candidatos morenistas. Fadlala Akabani, quien aspira regresar a la Benito Juárez, pero ahora por Morena —antes era panista— fue el que habló más, seguido de López Obrador.

“Los del PAN ya se van, ya se van, a estos capitanes del consejo de negocios les queremos, quiero decirles que provengo de familia de empresarios y estamos con Morena, no permitan que nos quieran regresar a un conflicto de clases”, exclamó Akabani.

Luego habló muy brevemente la candidata Sheinbaum Pardo, quien recalcó que no permitirá más abusos en el pago del predial y así como en el servicio de agua.

La abanderada también se pronunció en contra del desmedido desarrollo inmobiliario y reiteró que de llegar a la jefatura de Gobierno de la Ciudad, quitará las fotomultas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS