Mejoraré escuelas rurales, dice AMLO

Insiste en cancelar modificaciones a la ley educativa; promete reabrir la normal Luis Villareal, El Mexe
En Huejutla, el candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, fue recibido por una multitud y por mujeres indígenas, que a cada paso que daba, le colocaban una corona de flores como signo de distinción. Foto: VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL
15/05/2018
03:18
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Huejutla, Hgo.— En la región Huasteca, Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, ahondó en su plan para la educación que, además de cancelar la reforma educativa, mantendrá las escuelas normales rurales y se comprometió a reabrir la normal Luis Villarreal, conocida como El Mexe, en el municipio hidalguense de Francisco I. Madero.

El tabasqueño llegó en medio de un mar de gente a Huejutla. Entre empujones, a cada paso que daba, mujeres indígenas de esta localidad huasteca colocaban varías coronas de flores en la cabeza como símbolo de que la comunidad lo recibe como una persona distinguida. Como pudo, llegó al estrado de la plaza con una pila de flores de sombrero.

Arropado por grupos de maestros de la sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y las Redes Sociales Progresistas Magisteriales, vinculadas a la ex dirigente Elba Esther Gordillo, el tabasqueño prometió respetar la educación indígena del país, así como respeto a las Escuelas Normales.

“No se van a cerrar las escuelas normales, tengo el compromiso de que se va a abrir El Mexe”, dijo el candidato de Morena mientras una gran manta de El Mexe —escuela a la que asistió el guerrillero Lucio Cabañas— se extendía en medio de las 15 mil personas que asistieron al evento.

Los 37 grados hicieron de las suyas. Un hombre tuvo que ser atendido por paramédicos al recibir un golpe de calor.

El tabasqueño no interrumpió su discurso en el que pidió a sus simpatizantes que, de ganar la elección presidencial, el pueblo se encargue de su seguridad, que lo cuiden cuando sea presidente. Eso sí, les exhortó a que haya orden y que no lo “apachurren”, como al inicio del evento.

A 47 días de la elección, casi a mitad de campaña, el morenista sentenció que nadie detendrá la transformación del país.

“Les estoy hablando así con mucha seguridad porque ya despertó el pueblo de México, ya se echó a andar la gente y nadie va a detener la transformación de México. Lo quieran o no lo quieran, la mafia va pa' afuera”, aseguró.

Estuvo acompañado del diputado local, Canek Vázquez, ex priísta y ex colaborador del otrora líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

En los caminos de la región huasteca, entre evento y evento, el vehículo de López Obrador fue detenido en siete ocasiones por simpatizantes que lo esperaban con mantas y gritos de “presidente” y peticiones al pie de carretera. Sin embargo, el candidato presidencial sólo se bajó de su camioneta una sola vez para hablar con sus seguidores y argumentó que no puede parar en cada pueblo porque llegaría tarde a sus eventos.

El vehículo del candidato presidencial llegó entre porras a Tamazunchale, San Luis Potosí.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS