Meade y Anaya, contra AMLO por aeropuerto

El tabasqueño acuerda con cúpula empresarial mesa de análisis; Canaero rechaza pacto; “viabilidad de la obra no está a discusión”
“Se perderían tiempo, dinero y esfuerzo; se perdería la gran oportunidad de darle al país competitividad” JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA (FOTO: Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL)
24/03/2018
03:10
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Los aspirantes presidenciales José Antonio Meade, de la coalición Todos por México, y Ricardo Anaya, de Por México al Frente, arremetieron contra el aspirante de la alianza Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, por el plan de suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Meade dijo que frenar el proyecto aeroportuario implica tener “una visión retrógrada y autoritaria”. Agregó: “El pretender que la política, sin ningún fundamento técnico, interrumpa el desarrollo del país es una profunda irresponsabilidad”. El panista Ricardo Anaya indicó que es “un absoluto disparate la idea de dar marcha atrás a la construcción del aeropuerto”, debido a que es una obra que ya está en proceso y cancelarla implica “tirar mucho dinero de los mexicanos”.  

“Retrógrada, querer cancelar el NAIM”

José Antonio Meade Kuribreña, aspirante presidencial de la coalición Todos por México, tachó de retrógrada y autoritaria la propuesta de suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), de su contrincante Andrés Manuel López Obrador, quien encabeza a Morena, PES y PT en la contienda.

“Se perdería tiempo, se perdería dinero, se perderían esfuerzos, se perdería la gran oportunidad de darle al país competitividad y se haría todo ello sin ningún elemento técnico o jurídico, solamente al amparo de una visión autoritaria y retrógrada”, dijo Meade.

Añadió: “El pretender que la política se imponga a la técnica y, sin ningún fundamento técnico, se interrumpa el desarrollo del país es una profunda irresponsabilidad”.

Previo a su participación en el 29 Congreso de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el ex secretario de Hacienda aseveró que no hay ningún otro lugar en el que se pueda construir el nuevo aeropuerto, si no es en los terrenos del ex Lago de Texcoco; eso —agregó— se ha planeado desde el gobierno de Ernesto Zedillo.

Meade Kuribreña dijo que la obra no compromete recursos presupuestales para los próximos años.

“En este proceso [la construcción de Nuevo Aeropuerto Internacional de México], no hay duda, tienen que privar la transparencia y la rendición de cuentas. Se trata de un proceso que se ha planeado desde que yo empecé en el sector público. Ya entonces se tenía conciencia de que habría que hacerlo y se tenía conciencia de que no había ningún otro lugar”, afirmó.

El aspirante presidencial aseguró que no existe ningún elemento técnico ni jurídico que impida la continuidad de esta magna obra que, explicó, “representa una gran oportunidad en materia de conectividad y competitividad” para el país.

Luego de que López Obrador amagó con interponer amparos para evitar el compromiso de nuevos contratos del NAIM, Meade respondió que eso significaría que el país retroceda 30 años: “Está en juego en esta elección ir para adelante o ver para atrás 30 años.

“Hay dos opciones para el futuro: la primera, cuya visión considera un país con la capacidad de duplicar el número de visitantes que llegan a la zona del valle metropolitano, y la segunda, cuyas propuestas nos condenan a una mala comunicación, sin que podamos darle salida a lo que el mundo y México piden”, recalcó.

Es necesario, dijo, involucrar a diferentes observadores para garantizar la transparencia en las licitaciones, pues el proyecto significa 450 mil empleos y 160 mil millones de pesos que se han invertido.

AMLO propone disparates: Anaya

El aspirante presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, calificó como absolutos disparates la propuesta de dar marcha atrás a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y los planes en materia energética de su rival de Morena, PES y PT, Andrés Manuel López Obrador.

Durante su participación en el Congreso de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el panista calificó como un absoluto disparate el plan para cancelar la construcción del nuevo aeropuerto en el ex Lago de Texcoco, pues “implicaría tirar mucho dinero de los mexicanos.

“Me parece un absoluto disparate la idea de dar marcha atrás a la construcción del aeropuerto. Es una obra que ya está en proceso. Cancelarlo implicaría tirar mucho dinero de los mexicanos”, dijo.

Sin embargo, pidió realizar una revisión de los contratos para garantizar que la obra se lleva a cabo con los más grandes estándares de transparencia a nivel internacional y que no se preste a confusiones.

“Por un lado está el aspirante del PRI, quien simplemente quiere que esa obra continúe en la opacidad y con corrupción; en el otro extremo, López Obrador, quien quiere cancelar la obra. Mi posición es: sí al aeropuerto, que traerá progreso al país, pero con una revisión de los contratos para garantizar que estén ajustados a los más altos estándares de transparencia”, dijo.

Ante empresarios constructores, Anaya Cortés criticó el plan energético de López Obrador —quien ha propuesto construir seis refinerías— y aseguró que no podrá hacerlo porque el tabasqueño “no ganará las elecciones”.

“Él [López Obrador] ha estado planteando que hay que construir seis nuevas refinerías en el país. Desde nuestra perspectiva esto es un disparate por varias razones. ¿Cuánto cuesta construir seis refinerías? Una sola vale 6 mil millones de dólares. Para construir las seis se necesitaría algo así como 700 mil millones de pesos. Nada más para darnos una idea, ese es el presupuesto de Baja California Sur para los próximos 40 años o es el presupuesto de la UNAM para los próximos 16 años”, cuestionó.

Por el contrario, el aspirante presidencial por el PAN, PRD y MC dijo que habrá que apostarle a las energías renovables: “Tiene sentido invertir en energías renovables. México tiene un potencial como casi ninguno de los países”.

En el 29 aniversario de la CMIC, propuso generar un plan nacional de infraestructura transexenal en el que se incluya a miembros de la iniciativa privada y gobierno, a fin de evitar “ocurrencias” de gobernantes en turno.

Llamó a terminar con los moches y pidió a la iniciativa privada ser aliada del gobierno, “porque aquí se requiere de dos partes, se requiere de un gobierno que esté dispuesto a desterrar por completo, con la mayor firmeza y tenacidad, esta basura de política de los moches en la obra pública. Pero eso requiere también un absoluto compromiso de la iniciativa privada, con la certeza de que va a encontrar un gobierno aliado en esa ruta de acabar con el mal de la corrupción”.

Aseguró que en la administración de Xóchitl Gálvez, en la delegación Miguel Hidalgo, se acabó con los moches en obra pública.

“Por eso digo que primero se requiere el compromiso del gobierno, porque ustedes saben que en muchos lados si denuncias, ya no te vuelven a invitar y ya no puedes participar. Entonces termina siendo una colusión en la que ustedes no quieren estar, pero no se rompe el círculo vicioso porque no ha habido la absoluta voluntad política para hacerlo”, aseveró.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS