Meade llama a inspirarse en triunfo de Del Mazo en 2017

Declara que victoria en el Estado de México le regresó la tranquilidad al país; ex gobernadores, mandatarios locales y secretarios de Estado acuden a mitin
José Antonio Meade, precandidato presidencial de la coalición Todos por México, acompañado de su esposa, Juana Cuevas, usó su frase “Yo mero” para gritar su deseo de ser Presidente y estar con los priístas (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
12/02/2018
01:28
Ariadna García
-A +A

[email protected]

Tlalnepantla, Méx.— Al cerrar la precampaña presidencial que inició hace 60 días, José Antonio Meade Kuribreña llamó a la militancia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) a cerrar filas de cara al 1 de julio próximo y corregir errores.

Además, sugirió replicar el modelo priísta con el que se ganó la gubernatura del Estado de México en julio de 2017. “Queremos corregir lo que está mal. No podemos dejar de ver lo que hemos avanzado, pero debemos reconocer todo lo que nos falta”, exclamó. El último de sus actos de precampaña fue multitudinario. En el Estado de México, el precandidato presidencial de la coalición Todos por México (PRI-PVEM-Panal), Meade Kuribreña se refirió a la contienda electoral mexiquense de 2017, para pedir a los priístas que, inspirados en ese triunfo de Alfredo del Mazo, trabajen para ganar el 1 de julio.

“[El PRI] se enfrentó a una batalla que se veía complicada en el Estado de México, era difícil; sin embargo, se obtuvo el triunfo. Ese triunfo le regresó la tranquilidad al país y a los mercados. Inspirados en la victoria, el 1 de julio de 2018 vamos a ganar”, dijo.

Acompañado de la dirigencia nacional del PRI que encabeza Enrique Ochoa Reza, y del Partido Verde, a cargo de Carlos Puente, el ex secretario de Hacienda aseguró a los presentes haber llegado con la esperanza y la ilusión de la victoria, por lo que pidió el apoyo. “Vengo con la esperanza y la ilusión de la victoria. Llego con toda la humildad a pedirles, a los que van a estar en la Convención: Yo Mero quiero ser su candidato”, expresó.

Al cierre de precampaña asistieron también gobernadores como el de Hidalgo, Omar Fayad, y el de Campeche, Alejandro Moreno. También arribaron ex mandatarios mexiquenses como Arturo Montiel, Emilio Chuayffet y César Camacho. Además, llegaron secretarios de Estado, así como el vocero presidencial, Eduardo Sánchez.

En primera fila estuvo su esposa Juana Cuevas, sus tres hijos y su padre, Dionisio Meade. En su numeralia: 60 días de precampaña y 243 eventos, Meade Kuribreña declaró que convivió con familias mexicanas que viven emociones, enojos e indignación por lo que ocurre en el país.

“Somos más los que queremos que a México le vaya bien, somos muchos y más los servidores públicos que quieren que a México le vaya bien”, destacó. Fueron 60 días, añadió, de haber platicado con quienes piden seguridad, tranquilidad, con quienes piden apoyo para que sus hijos terminen la escuela y quienes exigen total y absoluto respeto a su persona. Aprovechó para hacer, nuevamente, un reconocimiento a las Fuerzas Armadas, soldados, marinos, pilotos y policías.

“Escuchamos a quienes en el territorio nos piden seguridad”, comentó, “nos piden que les quitemos las armas [a los delincuentes] y demos seguridad. Reconocemos a las Fuerzas Armadas, soldados, marinos, pilotos y a los policías que con su esfuerzo y seguridad nos brindan la nuestra”, señaló. Gritó estar orgulloso de su precampaña. Hoy día, destacó, se puede ver a la militancia a los ojos. Recurrió a su frase “Yo mero” para gritar su deseo de ser Presidente y estar con los priístas. “Yo mero quiero ser Presidente. Yo mero estoy entusiasmado de hacer equipo con ustedes. ¿Quién dice yo mero?”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS