Marichuy propone gobierno colectivo donde el pueblo mande

En el marco de la FIL de Guadalajara, la aspirante independiente a la presidencia dijo que el cambio "nos lo tenemos que dar en la medida que nos vayamos organizando desde abajo"
Foto: Alejandra Leyva/EL UNIVERSAL
29/11/2017
19:22
Alida Piñón
México
-A +A

La aspirante  independiente a la presidencia de la República, María de Jesús Patricio Martínez, sostuvo hoy un encuentro con José Woldenberg, durante el foro "Pensar México, Diálogos sobre los retos del próximo sexenio", en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

"Participamos en este proceso porque creemos que si no hay organización desde abajo no habrá cambio. El cambio nos lo tenemos que dar en la medida que nos vayamos organizando desde abajo", indicó.

Y añadió: "No vamos por el poder. Vamos a construir algo nuevo que es el poder del pueblo, que el pueblo sea el que mande y el gobierno sea el que obedezca. Un gobierno colectivo es nuestra propuesta".  

Woldenberg indicó, ante un numeroso público conformado en su mayoría por jóvenes, que el foro tiene el objetivo de conversar acerca de las propuestas de país para el siguiente sexenio que consideren a la diversidad cultural del país.

En la conversación, Woldenberg le pidió que abundara sobre los siete principios zapatistas con los que se rige el Consejo Indígena de Gobierno, que son: servir y no servirse; construir y no destruir; obedecer y no mandar; proponer y no imponer; convencer y no vencer; bajar y no subir; ensalzar y no aislar. 

En respuesta, Patricio, quien busca ser candidata independiente a la presidencia, sostuvo que el proyecto no sólo es de una persona, que uno solo no puede  decidir el devenir de los colectivos, sino que  "el pueblo" debe ser representado y que los concejales deben ser la voz de la mayoría. Y, de no acatar los principios, se buscará quien sí sea capaz de cumplirlos. 

La defensora de los derechos humanos aseguró que en las últimas semanas ha podido visitar el país desde Chiapas al centro de México, y se ha dado cuenta de que existe un gran deterioro de los recursos naturales. 

"Hemos visto los diferentes dolores que tienen las comunidades que hemos caminado, las tierras están concesionadas a las grandes empresas; las aguas están contaminadas; hay un gran deterioro de árboles y recursos naturales. Se ve que hay un fuerte control de grupos organizados que atentan contra la vida de las comunidades. Ellos son los que van de la mano junto con el gobierno, eso es lo que nos han dicho", explicó. 

La vocera del Concejo Indígena de Gobierno -creado a partir de una iniciativa del Congreso Naciona Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional- añadió que es necesaria la reconstrucción del país. "Si no logramos organizarnos desde abajo, si no logramos tomar en nuestra manos la recostrucción del país desde abajo no habrá otra forma de hacerlo", dijo. 

Las palabras de Marichuy fueron bien recibidas por los jóvenes que se reunieron en uno de los auditorios de un hotel ubicado en los alrededor de la Expo Guadalajara en donde se desarrolla la 31 edición de la Fil. 

A petición de Woldenberg, Marichuy aseguró que al interior del Concejo Indígena se ha conversado en torno a la participación de las mujeres: "Nuestra propuesta es que haya hombres y mujeres a la par, así tendremos el México que queremos. La participación de la mujer debe ser decisiva en este proceso de reconstrucción. Hace falta que la mujer sea tomada en cuenta porque no sólo en las comunidades indígenas está el problema de la discriminación, es un tema que está en lo general, en México y en el mundo". 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS