Llama arzobispo de Monterrey a votar por "el bien común"

Rogelio Cabrera López llamó a los fieles a no vender el voto y a denunciar actos de intimidación a la hora de sufragar
26/06/2018
21:34
Astrid Rivera
Ciudad de México
-A +A

El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, pidió a los ciudadanos votar pensando en el bien común, en especial de aquellos más pobres, y no en intereses personales.

En el documento “Instrucción pastoral sobre la participación política de los seguidores de Jesucristo”, el prelado exhortó a los fieles a emitir su voto y evitar el abstencionismo, pues calificó como una “falta significativa muy grave” no ejercer este derecho, puesto que “sólo con una participación responsable podemos colaborar para la construcción de un mejor México”.

“Muchos católicos acostumbramos ir a misa antes de ir a votar. Ojalá este próximo domingo 1° de julio seamos muchos lo que hagamos esto. Participar en la Eucaristía dominical nos permitirá, además de escuchar y reflexionar sobre la Palabra de Dios y de recibir el alimento que es Jesucristo, saludar a otros fieles y animarnos mutuamente para ir a votar”, dijo.

Advirtió que al llegar a la casilla puede haber “alguien que nos quiera presionar para votar en favor de algún candidato”, ante esa situación Cabrera López pidió a sus fieles denunciar estos hostigamientos a las autoridades, puesto que “vender nuestro voto nos disminuye como ciudadanos y hacemos un gran daño a nuestro país”.

Resaltó que aunque a veces se piensa que un voto no es importante o que la abstención no afectará el resultado general, indicó que ejercer este derecho contribuye al crecimiento de la democracia. Dijo que decidir el sufragio implica una gran responsabilidad, pues al marcar en la boleta nuestra preferencia electoral no sólo apoyamos a una persona para que gobierne, sino a la consolidación de la democracia.

El arzobispo de Monterrey señaló que la participación no concluye con el voto, sino que los ciudadanos deben dar seguimiento a las autoridades elegidas, exigir la rendición de cuentas; así como participar todo el año en la política partidista y en la búsqueda del bien común.

“La dimensión social de la fe, no concluye en la casilla electoral. ¿De qué sirve que mostremos, orgullosos, la mancha en nuestro dedo pulgar, si después nos tomamos unas “vacaciones” y dejamos de participar hasta las siguientes elecciones?”, dijo.

Pidió a sus fieles no perder la esperanza de construir un México mejor, en el que prevalezcan los valores de: paz, justicia, verdad y amor; confío en que el proceso electoral sea limpio y transparente.

“Que todo lo que hagamos, el voto y nuestra participación social y política postelectoral, esté motivado por el amor, por una caridad que no se enfría. Amor que es capaz de combatir la mentira, la avaricia y la violencia con la oración, la limosna y el ayuno, como nos lo acaba de recomendar el Papa Francisco”, expresó.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS