INE reforzará protección a capacitadores

Tenemos que buscar mejores medidas de seguridad para el personal: consejero
Como parte de las medidas de protección, el Instituto Nacional Electoral recomienda a sus capacitadores ir acompañados siempre en zonas de riesgo (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/05/2018
02:21
Carina García
-A +A

El Instituto Nacional Electoral (INE) reportó que buscará reforzar las medidas de seguridad para proteger a sus casi 36 mil capacitadores asistentes electorales y supervisores electorales ante posibles hechos de violencia que pudieran ocurrir.

Luego del asesinato del supervisor Jorge Nájera, ocurrido el domingo en la carretera Federal Tlapa-Puebla, en Alpoyeca, Guerrero, el consejero Marco Antonio Baños informó que también se presentó el caso de una capacitadora en Guanajuato que fue herida en la pierna por una bala perdida. La trabajadora ya pudo reincorporarse a sus labores y está bien.

Recordó que el INE tiene un protocolo que consiste en que un capacitador no puede ir solo a zonas de riesgo, “siempre van en pareja y también tenemos medidas de coordinación con Ministerios Públicos para que si ocurre alguna situación, se dé parte inmediatamente, a fin de que revisen esta cuestión”.

Debido a la gran cantidad de personas que el instituto tiene en campo —unas 36 mil—, “es difícil que podamos poner vigilancia y medidas de seguridad a cada uno de ellos”, pero se les ha pedido que no anden en la noche, explicó.

Otra medida consiste en que las capacitadoras asistentes electorales no van solas a recorridos, pero —dijo— en el caso del asesinato del supervisor en Guerrero, no se sabe aún el móvil del crimen, si tuvo que ver con su labor electoral o con cuestiones asociadas a la delincuencia.

Informó que por ello el instituto ha presentado una denuncia ante el Ministerio Público para que se deslinden responsabilidades y se aclare lo ocurrido. En tanto, explicó que el INE estudia cuáles serán los apoyos y seguro que entregará a los deudos.

Debido a la situación de inseguridad que se vive en algunas zonas de Guerrero y otras entidades, afirmó, “sin duda estamos conscientes de que tenemos que buscar mejores medidas de seguridad para nuestro personal. Hemos hablado con las autoridades correspondientes y vamos a ver qué medidas adicionales se pueden tomar”.

Recordó que por la conflictividad social y no por violencia, se tienen problemas para instalar 17 casillas de un total de casi 157 mil. “Hasta el momento no es que no se vayan a instalar, tenemos 17 con cierta problemática”, algunas por cuestiones sociales con autoridades locales, se ubican principalmente en Nahuatzen, Michoacán; en Oxchuc, Chiapas, y San Dionisio del Mar, en Oaxaca.

Mantente al día con el boletín de El Universal