“Exigir transparencia no es guerra sucia”

Mikel asegura que sus oponentes tienen mucho que explicar; continuarán denuncias contra Sheinbaum y Barrales, dice
Frente a integrantes de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México, Mikel Arriola pidió que para nombrar al titular del Invea se revise con detalle la trayectoria de los candidatos. Foto: ESPECIAL
27/03/2018
00:52
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Mikel Arriola, abanderado del PRI a la jefatura de Gobierno capitalino, negó que las acusaciones interpuestas en contra de su adversaria de Por la Ciudad de México al Frente, Alejandra Barrales, se traten de una guerra sucia, sino de una lucha anticorrupción.

Lo anterior, luego de que analistas políticos advirtieran que antes de que arranquen las campañas las descalificaciones ya marcaron el inicio de una guerra de locos.

Mikel dijo que ningún ciudadano podría vivir tranquilo sabiendo que un candidato —sea del partido que sea— gaste 97 millones de pesos en cuatro años, de ahí que sólo se trata de una lucha por generar transparencia.

Después de sostener un encuentro con integrantes de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México, Arriola Peñalosa advirtió que seguirá pugnando porque este tipo de situaciones que involucran a la sociedad se transparenten.

Además, aclaró que continuará con las denuncias contra su opositora de Morena, Claudia Sheinbaum Pardo, para que la Contraloría capitalina explique por qué se permitió que la ex delegada en Tlalpan cobrara un ingreso de investigadora cuando fue funcionaria pública.

“Me preocupa por sobre todas las cosas la transparencia de los gobernantes; por ejemplo, ¿de dónde le salieron tantas propiedades [a Alejandra Barrales]?, si a lo largo de su vida ha ganado 33 millones de pesos”, inquirió el aspirante del partido tricolor.

Recalcó que la transparencia versa sobre todos los aspirantes, toda vez que Sheinbaum también debe aclarar por qué asignó a una empresa la obra de San Jerónimo, todo el segundo piso; además de conocer la razón de por qué no hizo nada cuando se enteró de las irregularidades del Colegio Rébsamen y no derrumbó el edificio.

“Es cuestionable que se tengan expresiones de riqueza como si fueran los dueños de las empresas más grandes de México. No se trata de guerra sucia sino de transparencia”, enfatizó Mikel Arriola.

Urgen cambios en economía. En la víspera de que la Asamblea Legislativa nombre a un sustituto del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), Arriola Peñalosa se pronunció porque se revisen las trayectorias de los servidores públicos e incluso se investigue si hay quejas o denuncias en contra de ellos.

Advirtió que este instituto es el gran responsable de que la Ciudad de México ocupe el número 31 en falta de competitividad a nivel nacional.

“Esta institución debe costarle bastante al Gobierno y lo que se debería revisar es que si con lo que tiene se le puede dar la vuelta a la política en materia regulatoria, para mantener esa estructura y a los trabajadores”, dijo.

Aseguró que está equivocado el planteamiento del Invea, en términos de operar como un policía que por ver un cable suelto amenaza al empresario con cerrar y si no “hay lana” simple y sencillamente no permite que se vuelva a abrir.

“Caramba, esto no se debe de hacer en ninguna Ciudad que se precie de ser responsable, por lo que las contralorías tendrán que revisar las trayectorias de los servidores públicos y las quejas o denuncias que haya de los funcionarios”, manifestó el ex director general del IMSS.

Hace 11 días, el presidente de la Comisión de Gobierno en la Asamblea Legislativa, Leonel Luna Estrada, confirmó que sí habrá sucesor del Invea, pues el periodo de administración de Meyer Klip ya concluyó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS