Diálogo, vía para el desarrollo: Meade

Está en juego la dignificación del servicio público, dice; urge a aprovechar Zonas Económicas Especiales en Oaxaca
De gira por Oaxaca, José Antonio Meade recordó los momentos de tensión que se vivieron en la entidad por el tema de la reforma educativa, cuando se bloquearon caminos y se idearon puentes aéreos para la distribución de ayuda(ARTURO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL)
05/02/2018
02:06
Ariadna García
-A +A

[email protected]

Oaxaca, Oax.— El diálogo es la vía para resolver problemas, lograr desarrollo e implementar modificaciones que se requieran para alcanzar el progreso, consideró el precandidato presidencial de la coalición Todos por México (PRI, PVEM y Panal), José Antonio Meade.

De gira por Oaxaca, en donde se reunió con militancia priísta, Meade Kuribreña se refirió a los conflictos que la entidad ha vivido y los cuales —aseguró— se resuelven por la vía del diálogo.

“Oaxaca necesita diálogo, no se pueden resolver los problemas de Oaxaca si no es por la vía del diálogo, para implementar cualquier modificación que implique cambios en el estado. Se requiere diálogo para traer progreso, porque el progreso se da en la medida en que las comunidades lo sientan cerca, lo sientan suyo y sepan que están construyendo su propio destino. Oaxaca necesita diálogo, necesita unidad, necesita presencia y necesita proyectos”, destacó.

Acompañado por el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, Meade Kuribreña se pronunció por la necesidad de aprovechar las Zonas Económicas Especiales en Oaxaca para alcanzar un proyecto histórico para la entidad: conectar Salina Cruz con Coatzacoalcos, a fin de fortalecer la economía.

“Potenciar todo lo que Salina Cruz ofrece, todo lo que la conectividad entre dos mares ofrece, entre el Océano Pacífico y el Golfo. La región que tiene más capacidad de crecer en materia de refinación, la única en el continente con dos espacios de refinación, separadas por apenas un par de centenas de kilómetros. Es un proyecto de desarrollo que le va a cambiar el resto a Oaxaca”, dijo.

En un acto masivo que se llevó a cabo en el Centro Cultural de Convenciones de la capital oaxaqueña, el precandidato presidencial resaltó también la necesidad de fortalecer la infraestructura carretera en la entidad, concluir los proyectos en la materia que están pendientes y conectar al estado.

Vitoreado por decenas de priístas que fueron llevados al lugar desde distintas comunidades, Meade aprovechó para hacer un reconocimiento a los servidores públicos.

En el proceso electoral, aseveró el precandidato, está en juego la dignificación de las instituciones y del servicio público.

“Lo que está en juego es la dignificación de las instituciones y del servicio público. Mi gratitud a miles de servidores públicos que no los mueve nada más que hacer una diferencia en su comunidad”, expuso el ex funcionario federal.

Meade Kuribreña recordó los momentos de tensión que se vivieron en Oaxaca por el tema de la reforma educativa, cuando se bloquearon caminos y se idearon puentes aéreos para la distribución de ayuda alimentaria, cuando fue secretario de Desarrollo Social.

“Los trabajadores de Diconsa madrugaron, caminaron por brechas, encontraron rutas alternativas para asegurar que el abasto estuviera presente en todas las familias oaxaqueñas y hoy a esos trabajadores de Diconsa se los agradezco y reconozco”, dijo.

Carnaval y protesta. Ayer, el PRI oaxaqueño mostró músculo territorial. Organizó una recepción para el precandidato presidencial que incluyó un pequeño carnaval muy al estilo de la entidad.

Acompañado de su esposa, Juana Cuevas, a Meade Kuribreña se lo llevaron a desayunar al segundo mercado más importante de la ciudad, el de La Merced. Se placeó al lado del gobernador Murat con quien, entre empujones de camarógrafos, fotógrafos y personal de equipos de los dos protagonistas, saludó a locatarios y clientes.

Entre el pollo, la carne, el pan y los tamales, Meade, Murat y sus respectivas esposas se sentaron a desayunar en la Fonda Florecita, en donde los agasajaron con platos de quesos típicos, memelas, chocolate con pan, platos de tasajo y frijoles.

Convivió con el pintor Luis Zárate, y el escultor Fernando Andriacci. Luego en una caminata que concluyó en el centro cultural, lugar en el que manifestantes, aparentemente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), recibieron al precandidato y gobernador con consignas.

En el edificio de enfrente, incluso, se colgó un manta con la leyenda: “Fuera Meade”. Al precandidato le abrieron paso entre empujones y gritos. Pasó sin mayor problema.

A la salida, solamente la manta quedó como consigna.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS